5 alcaldes 5

Roberto Ochoa
h

Insistió en la construcción de un teleférico en el cono este. Falta saber si las mafias lo permitirán.

El burgomaestre victoriano George Forsyth resultó ser un capo en la difusión mediática de su lucha contra las mafias victorianas. A su declaración de guerra abierta contra los ambulantes venezolanos se suma ahora la captura infraganti de una banda de extorsionadoras... como para celebrar el Día de la Mujer.

Al otro lado de la cordillera, el alcalde de Cusco, Víctor Boluarte, decidió abrir el Aucaypata o Plaza Mayor al transporte público. Otro al que no le importa la contaminación de su patrimonio histórico. Las mafias de transportistas qosqorunas ya tienen quién los defienda.

Y hablando de mafias, Jorge Muñoz Wells, alcalde de Limaflores, insistió en la construcción de un teleférico en el cono este de Lima. Falta saber si las mafias de transportistas permitirán esta obra fundamental para desatorar el caos vehicular.

Su sucesor en Miraflores, Luis Molina, no pudo trabajar tranquilo por las protestas de trabajadores de limpieza desempleados. Sucede que los protestantes eran contratados de la empresa Innova (ex Relima, ¿la recuerdan? Vinculada al Caso Comunicore). Es decir, una empresa creada durante la gestión de Luis Castañeda Lossio ahora le hace la vida imposible al único alcalde de Solidaridad Nacional. Guerra amarilla.

No tengo el placer de conocer al burgomaestre de Jesús María, Jorge Quintana, pero aprovecho este espacio para felicitar su decisión de prohibir la circulación de mototaxis en su distrito. Un alcalde que permite la circulación de estos vehículos no respeta la integridad de sus vecinos.