Chosica: director de colegio es detenido por secuestrar y torturar a profesor [VIDEO]

Jocelyn Herrera
2019 M03 4 | 04:05 h

Profesor Aristídes Vara denunció que intentaron asesinarlo para realizar un ritual al interior del colegio. Agraviado se lanzó del techo para escapar. 

El profesor Arístides Vara denunció haber sido secuestrado y torturado por un grupo de sujetos, bajo las órdenes del director del colegio San Isidro, de Chosica, Augusto Ramírez Gudiel. El agraviado presume que tenían la intención de matarlo para realizar un ritual satánico.

La hija del docente contó a un medio local que, el pasado sábado, su padre fue citado por el director al colegio. Cuando Vara llegó al plantel educativo, ubicado en la cuadra dos del jirón Callao, fue atacado. “Lo ataron de manos y pies y pusieron una bolsa en la cabeza, lo golpearon varias veces en la cabeza con una pata de cabra”, declaró la mujer.

PUEDES VER La quebrada más grande de Chosica en riesgo muy alto

En un descuido de sus captores, el profesor aprovechó para escapar y se lanzó del techo hacia un inmueble aledaño. El agraviado, herido y bañado en sangre, fue visto por los vecinos, quienes llamaron a Serenazgo.

“Me han secuestrado, me han maltratado, han hecho conmigo lo que han querido. Gracias a Dios he tenido la oportunidad de escaparme, los vecinos me han ayudado a salir”, dijo el agraviado, quien fue llevado al Hospital José Agurto Tello.

El docente responsabiliza del intento de homicidio al director y a un grupo de hombres, quienes serían chamanes del norte. Todos ellos pretendían asesinarlo y enterrarlo en el colegio, según contó la hija de Vara.  

PUEDES VER Año Escolar 2019: Indecopi sancionó a 20 colegios que no contaban con permiso del Minedu

La investigación de este caso está en manos de la Policía Nacional del Perú. El director Augurto Ramírez fue detenido y llevado a la comisaría de Chosica. Un miembro de Serenazgo confirmó para América Noticias que Ramírez tenía rastros de sangre y un cuchillo.

“Es una persona loca, dice incoherencias. Cuando entras al fondo [del colegio] hay animales disecados, santería, estatuas”, dijo uno de los vecinos respecto a Ramírez.