Unsaac: 327 años de luces y sombras

La República
1 M03 2019 | 20:08h

BLANCO Y NEGRO. Pioneros de la reforma universitaria a inicios del siglo XX, esta casa de estudios perdió el brillo de antes. Sus periodos de brillo fueron opacados por su alejamiento de la sociedad, su pérdida de presencia y pugnas internas de las últimas dos o tres décadas. 

Cuando estalló la huelga en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac) en mayo de 1909, las “q'ateras (vendedoras)” que vendían hortalizas en la Plaza Mayor corrieron presurosas hacia el Paraninfo. Creían que los universitarios se disputaban a balazos el amor de las tres únicas mujeres que estudiaban por entonces en la universidad: Leonor Guevara, Angélica Minauro y Luisa Garmendia. 

Corría el 7 de mayo de ese año y faltaba casi una década para el "Grito de Córdoba" en Argentina, aquel movimiento que buscaba la reforma universitaria. Pero fue en Cusco, en la Unsaac, donde inició la que sería la primera huelga universitaria de Sudamérica. Sus promotores fueron Luis Eduardo Valcárcel, Demetrio Corazao (abuelo del expresidente Valentín Paniagua Corazao), Manuel Jesús Urbina, Manuel Jesús Gamarra y Manuel Antonio Astete. A Manuel Jesús se le atribuye haber realizado los disparos en plena sesión del Consejo Universitario cuando el rector de entonces de la Unsaac era Eliseo Araujo.

PUEDES VER: Cusco: Gestión de Licona perdonó a Argola más de S/ 1 millón y medio

La Unsaac cumplió ayer 327 años de luces y sombras. Sus inicios fueron gloriosos como la cuarta universidad más antigua del Perú y la quinta de Sudamérica. En sus aulas se formó la primera mujer universitaria del Perú y Sudamérica: Trinidad María Enríquez Ladrón de Guevara. Obtuvo el grado de bachiller en Jurisprudencia en 1879. Varios escritores y pensadores estudiaron en la Unsaac. 

PRESENTE

Sus periodos de brillo fueron opacados por su alejamiento de la sociedad, su pérdida de presencia y pugnas internas de las últimas dos o tres décadas. 

Esas peleas y malas gestiones de exrectores impidieron que las cosas mejoren, pese a que la Unsaac recibió millones de soles desde el 2005 por canon minero y gasífero. La actual autoridad, Nicolás Cáceres, no puede conseguir el licenciamiento. Recién en las siguientes semanas una comisión de la Sunedu visitará la Unsaac y evaluará si cumple con los 55 parámetros de evaluación. Cáceres dice que sí están cumpliendo y espera que la licencia se entregue pronto. Pero pocos le creen.

PUEDES VER: Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco celebra 327 años de fundación [FOTOS]

Otro problema es que la gestión Cáceres se enfrentó al sindicato de docentes, de trabajadores, y con la defensora universitaria, Ruth Miranda. Esto porque Cáceres no cumplía la sentencia de la Corte Suprema que manda desactivar las macrofacultades y anular el Vicerrectorado Administrativo, entre otros puntos. En esa situación, hay poco que celebrar y mucho por corregir.

17 programas buscan acreditación

El rector Nicolás Cáceres informó que 17 programas de estudio se encuentran en autoevaluación con miras a obtener su acreditación ante el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

Se trata de las carreras de Arquitectura, Historia, Antropología, Enfermería, Farmacia y Bioquímica, Odontología, Medicina Humana, Economía, Turismo, Contabilidad, Ciencias Administrativas, Biología y Matemática. Se estableció dos modelos de calidad: uno para los programas de ingeniería y el modelo de acreditación del Sineace para las otras disciplinas.

Video recomendado