Chincha y Nazca se han convertido en puntos de acopio de contrabando

Los traficantes buscan que mercadería ilegal evada los controles policiales para llegar a los mercados de Lima.

Los traficantes buscan que mercadería ilegal evada los controles policiales para llegar a los mercados de Lima.

Pese al incremento de controles de fiscalización, el personal policial informó que los contrabandistas estarían utilizando las ciudades de Chincha y Nazca para acopiar la mercadería de contrabando que ingresa al país a través de la frontera de Bolivia, y cuyo destino final es Lima

Según explicaron, durante una intervención a un ómnibus de la empresa Jacksa, en el Km 55 de la Panamericana Sur, se percataron que la mercadería ilegal, que consistía en un cargamento de 60 mil cigarrillos de marcas como Golden Beach y Carlyle, al parecer habría sido cargada ilegalmente en el vehículo en una parada no autorizada a la salida de la ciudad Chincha con destino a Lima en la modalidad de 'encomienda'. 

Como resultado de la intervención, se inició investigación al conductor del vehículo, identificado como Erick William Ching Pujais, por delito de contrabando al no sustentar el origen de la carga ni la legalidad de los cigarrillos incautados. Los agentes advirtieron que la modalidad 'encomienda' estaría siendo utilizada por los contrabandistas, en alianza con los conductores de trasporte terrestre, a fin de utilizar trayectos cortos para no despertar la sospecha de las autoridades; así presumen que estarían utilizando la ruta de Puno, Arequipa, Camaná, Nazca, Chincha, Lima

Como se informó que la mercadería ilegal que no logra ser incautada, termina finalmente en puntos de venta de Lima; eso se comprobó cuando un local comercial ubicado cerca al Mercado Central del Callao, en el distrito de Bellavista, fue intervenido por personal policial de la Departamento de Investigación Criminal (DEPINCRI) Callao.

En dicho lugar se halló más de 7500 cigarrillos de contrabando y adulterados cuya legalidad y procedencia no pudo ser acreditada por el propietario, identificado como Nga Chong Wong Ung (65)

Producto de la intervención el comerciante fue llevado a la comisaria del sector a rendir su manifestación por la presunta comisión de delito de venda de mercadería de contrabando por lo que podría enfrentar una pena de hasta ocho años de prisión; además de perder la mercadería incautada.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO