sobreviviente de huaico: "Esta tragedia estaba pronosticada desde hace mucho tiempo"

Oscar Chumpitaz
h

Stanley René López Fora fue rescatado en Tacna con su esposa embarazada y su hija de 6 años. Su pequeño Yuseph Stangli (4) está desaparecido. En Moquegua PNP salvó a 13 personas, dos de ellos discapacitados

Esta tragedia "estaba pronosticada" desde hace "mucho tiempo", afirma Stanley Rene López Fora (31), con la ropa llenas de barro, mientras su esposa Eliana Sacari Hernández (30), con siete meses de embarazo, sostiene a su hija Milagros Jazmín, de 6 años.

Todos ellos fueron rescatados por una unidad de emergencia de la Policía Nacional en el centro poblado Mirave Ilabaya, provincia de Jorge Basadre, en Tacna, uno de los barrios arrasados por el huaico del viernes.

PUEDES VER: Huaicos en el sur EN VIVO: Al menos 3 muertos y 130 damnificados

Ellos presentaban lesiones y rasguños debido al deslizamiento de lodo y piedras. Fueron encontrados a la altura del lote 13, Mza. R, de la avenida Toquepala. Yuseph Stangli (4), en menor de los hijos de la pareja, fue declarado como desaparecido.

Sobrevivieron porque se subieron al techo de una vivienda donde ve pasar "gente, neveras y casas" completas, desde que comenzó la tragedia.

“Todo pasó muy rápido, en 20 minutos ya estábamos embarrados y la gente corría de un lado para el otro”, contó el sobreviviente.

Pero él no es el único en repetir esta historia: En la Región Moquegua, personal de la Brigada de Rescate de la Región Policial y cuatro unidades móviles se constituyeron a la Congregación Religiosa “Hermana María” del albergue Hogar Belén, ubicado en el centro poblado Los Ángeles, de donde rescataron a dos adultos y once menores de edad, entre ellos tres personas discapacitadas, poniéndoles a buen recaudo en un hostal de la ciudad.

PUEDES VER: Puente Montalvo colapsa y Moquegua se queda sin agua

Por otro lado, la Dirección de Aviación Policial-DIRAVPOL PNP, ha enviado un avión con 24 rescatistas del Escuadrón de Emergencia de la Región Policial Lima y 14 bomberos hacia la zona del sur del país, para el apoyo de búsqueda y rescate de personas que se encuentren aisladas en la cima de los cerros e ingresar a las zonas donde no hay acceso vehicular ni cuentan con energía eléctrica y donde se han reportado varios atrapados.

Asimismo, se ha intensificado el trabajo en las zonas afectadas para mantener el orden público y  para evitar que se susciten actos delictivos, saqueos y otros, encontrándose en alerta para apoyar a la población de las regiones afectadas del país ante cualquier contingencia.

Casi todo es escombros en los pueblos arrasados por los huaicos: hay muñecos y zapatos de todos los tamaños que sobresalen en el lodo y algunos colchones sirven de puentes a rescatistas y curiosos. Algunas casas, muy pocas, quedaron en pie. Muchos consideran que las lluvias en la zona sur del país "ya estaban predicho".