Defensoría sobre caso de policía Miranda: "Juzgado ha incurrido en severas deficiencias"

Daniela Mercado
2019 M02 9 | 12:32 h

La Defensoría del Pueblo solicitó declarar fundado el Habeas Corpus en favor del suboficial Elvis Miranda. Entidad señala que usaron argumentos subjetivos para confirmar prisión preventiva.

A través de un oficio, la Defensoría del Pueblo se pronunció una vez más sobre el caso del suboficial Elvis Miranda calificando que la decisión judicial, de dictar siete meses de prisión preventiva en contra del policía, tiene severas deficiencias de motivación y criterios absolutamente subjetivos.

Por tal motivo, el último miércoles la entidad estatal solicitó al Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Huancayo declarar fundado el Habeas Corpus interpuesto en favor del suboficial Miranda, encarcelado por abatir a un presunto delincuente en el distrito de Castilla, en Piura.

PUEDES VER: Multitudinaria marcha en apoyo a PNP Elvis Miranda

A través de un comunicado, la Defensoría explicó que en el documento advierten que "tanto el juzgado penal de Piura como la Tercera Sala de Apelaciones del mismo distrito judicial, han incurrido en severas deficiencias de motivación al momento de sustentar la orden de prisión preventiva impuesta al señor Miranda Rojas".

La institución detalla que el 24 de enero el Jefe de la Oficina Defensorial de Piura presentó un Informe a la Tercera Sala Penal solicitando se revoque la prisión preventiva; sin embargo los argumentos que daban cuenta de los problemas de motivación existentes en la resolución del juzgado no fueron estimados.

Habeas Corpus a favor de Miranda

En el último oficio, elaborado por el Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios de la Defensoría del Pueblo y la oficina Defensorial de Huancayo se exponen un conjunto de argumentos en favor de declarar fundado un Habeas Corpus interpuesto en favor del Suboficial.

PUEDES VER: “Jueces cometieron exceso al enviar a prisión a policía”

En el documento se identifica las graves deficiencias de la decisión judicial, entre las cuales resalta el referido a los presuntos actos de hostilización ocurridos contra una testigo estimando que el suboficial Miranda Rojas sería el responsable sin mostrar prueba alguna.

Otro criterio preocupante para la Defensoría es la presunción de que el suboficial volverá incurrir en la misma conducta, criterio que resulta absolutamente subjetivo.