MEF no dará más dinero para el proyecto Majes II en Arequipa

Sofia Velasquez
h

La adenda 13. El consorcio planteó una inversión adicional de $ 110 millones para el cambio tecnológico. Ministro de Economía y Finanzas descartó que el Gobierno vaya a otorgar recursos adicionales para destrabar Majes-Siguas II.

Redacción Sur 

La suerte del proyecto Majes II se complica. Eso se desprende de una declaración del ministro de Economía y Finanzas (MEF), Carlos Oliva, publicada ayer en el portal web del diario Gestión. Oliva descartó que el Gobierno vaya a otorgar recursos adicionales para destrabar Majes-Siguas II, un proyecto que pretende irrigar 38 500 hectáreas en una zona desértica de Arequipa.

"No hay recursos que se deban inyectar. Ese proyecto se puede sostener con los cambios que se están haciendo", afirmó el titular del MEF. Lo dicho por el ministro Oliva contradice lo señalado por el  ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo, quien confirmó la disposición del Gobierno de apoyar el destrabe del proyecto, incluso proporcionando los recursos financieros si fuese necesario. El presidente Martín Vizcarra también anunció el apoyo a Majes, paralizado hace más de un año y supeditado a la firma de una adenda. ¿Quién hará prevalecer su punto de vista?

PUEDES VER: Gobernador de Arequipa anuncia declaratoria de emergencia en Aplao [FOTOS y VIDEO]

La Adenda 13

Las obras de esta irrigación están a cargo del Consorcio Angostura, integrado por Cobra: la empresa española que quedó a cargo de la obra tras el retiro de Cosapi.  

La paralización de los trabajos, desde 2017, se debe a la controversia entre el consorcio constructor y el gobierno regional por la Adenda 13. Con este adicional al contrato, Cobra planteó un cambio tecnológico del sistema de riego en las pampas de Siguas, que ya no sean canales sino tuberías.

La empresa española justificaba la modificación, aduciendo que se ahorraría agua para compensar lo decidido por el Tribunal Constitucional. Este organismo ordenó que se tome menos agua del río Apurímac, que abastecerá a Majes II, y se garantice el recurso para Espinar. 

El costo del cambio tecnológico supera los 100 millones de dólares. Una inversión que para el consorcio debía asumir el gobierno regional o el nacional, lo que significa incrementar el valor del proyecto a $ 660 millones. Con lo anunciado por el titular del MEF, no se sabe qué posición tomará Cobra. Uno de los caminos podría ser iniciar un arbitraje sustentado en la Adenda 12, firmada con el aval del GRA, que daba luz verde a todas las optimizaciones necesarias para la obra.