Los costos Catastróficos a los que se enfrenta una persona que padece de cáncer

Lupe Muñoz
04 Feb 2019 | 4:38 h

En el 2019 se estima atender aproximadamente más de 66 mil nuevos casos de cáncer.

 

Hoy 4 de febrero, es el Día Mundial contra el Cáncer,  se celebra los grandes avances y logros que el mundo ha conseguido en la lucha del “Control del Cáncer”.  Al respecto, el Jefe Institucional del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), Eduardo Payet Meza  reflexiona sobre  una pieza clave en el manejo de la enfermedad: la terrible situación al que muchos pacientes y sus familiares se enfrentan una vez que el diagnóstico ha sido hecho.

“Entre un 25% al 75% de los pacientes cuando se les diagnostica del cáncer, dependiendo del país donde se encuentran, experimentan un “gasto catastrófico”. Esto significa, que no solo afecta la situación económica de la familia, sino también una destrucción del futuro de la familia, incapacitándolos de recibir una buena alimentación y cayendo debajo de la línea de la pobreza; y todo eso porque han sido diagnosticados del cáncer, requiriendo de tratamientos altamente costosos” menciona Payet.

Puedes ver: El cáncer nuestro de cada día

Según el jefe institucional del INEN, uno de los temas más críticos que debemos tener en nuestras agendas, para las próximas décadas, no solo es pensar en líneas de tratamientos o ascender a nuevas escalas de tratamientos, sino que al diagnosticar un caso de cáncer no se convierta en un evento de ruina para las familias.

“En nuestro país, estimamos que en el año 2019, con una población de más de 32 millones de habilitantes se espera atender aproximadamente más de 66 mil nuevos casos de cáncer. Solo en el 2018 cerca de 33 mil personas fallecieron por esta enfermedad. El Seguro Integral de Salud (SIS), desde su creación a la fecha, ha brindado cobertura oncológica gratuita a más de 94 mil pacientes de bajos recursos económicos” precisa el Médico.

Es importante resaltar que los 5 tipos de cáncer más frecuentes en nuestro medio son el del cuello uterino, mama, estómago, próstata y pulmón. Identificando los factores de riesgo, la mayoría de estos casos podrían ser prevenidos, si acciones de promoción y prevención son tomadas adecuadamente. Establecer diferentes niveles de atención es una prioridad, así como también desarrollar los mecanismos de accesibilidad y oportunidades de nuestra población a centros especializados en el manejo de la enfermedad.

                    

Video Recomendado