Contraloría verifica limpieza pública en provincias del Santa, Casma y Huarmey

Abraham Ibanez
2019 M01 30 | 16:23 h

Operativo “Por una ciudad limpia y saludable” se realiza en todo el país. En Áncash se supervisará servicio que prestan 42 municipalidades provinciales y distritales.

Un total de 63 auditores de la Gerencia Regional de Control de la Controlaría General de la República, vienen ejecutando el operativo de control “Por una ciudad limpia y saludable” en 42 municipalidades entre 20 provinciales y 22 distritales; con la finalidad de verificar si el servicio público de recolección de residuos sólidos, a cargo de las nuevas autoridades edilicias, se realiza de manera continua, regular, permanente y obligatoria.

En la zona costera de Áncash, los equipos de auditores verifican el servicio que prestan las municipalidades provinciales del Santa, Casma y Huarmey; además en los distritos de Coishco, Santa, Nuevo Chimbote, Samanco, Nepeña, Buena Vista Alta, Comandante Noel y Culebras.

PUEDES VER Áncash: confirman sentencia contra Álvarez por malversación de fondos

El titular de la gerencia regional de Control, David Quiroga Paiva, recordó que las municipalidades son las responsables de los procesos de recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos de origen domiciliario, especial y similar; así como de los escombros, los desmontes de obras menores, el servicio de barrido y limpieza de vías, plazas y demás áreas públicas, en el ámbito de su jurisdicción.

Señaló que se está evaluando la cantidad y permanencia de residuos sólidos; así como el riesgo de exposición a la salud de las personas que son afectadas por el deterioro de la calidad ambiental. Del mismo modo, se revisan los registros y documentación referida al cumplimiento del servicio contractual que realizan las empresas operadoras de residuos sólidos, así como el uso del presupuesto destinado a dicha labor.

Aseguró, que tras la culminación del operativo este viernes, la Contraloría comunicará a los alcaldes la existencia de riesgos identificados y las sugerencias técnicas para superarlas. En caso las autoridades no implementen las recomendaciones, en el plazo otorgado, se procederá a realizar los servicios de control posterior o auditorías para la identificación de las responsabilidades que correspondan.