Walter Aduviri: El problema es que Lima se mueve entre el 'lobby' y la corrupción

Walter Aduviri Calisaya. De profesión, contador. Ganó las elecciones regionales en Puno en primera vuelta, con más del 43% de votos. Se hizo conocido en el año 2011, cuando lideró la protesta contra una empresa minera, hecho conocido como el Aimarazo.

Walter Aduviri Calisaya. De profesión, contador. Ganó las elecciones regionales en Puno en primera vuelta, con más del 43% de votos. Se hizo conocido en el año 2011, cuando lideró la protesta contra una empresa minera, hecho conocido como el Aimarazo.

El primer aimara que ha llegado al Gobierno Regional de Puno habla del triunfo de su pueblo en el 50% de las regiones del sur. Pide no tenerle miedo a esta oleada. Defiende el modelo boliviano en cuanto a recursos naturales. Afirma que se ha propuesto consolidar la industrialización en Puno. Niega la presencia del narcotráfico en la selva puneña.  

¿Cómo le ha ido en estos trece días de gobierno?

Lo primero que hemos hecho es reiniciar obras de envergadura como el Hospital Materno Infantil de Juliaca, la carretera en Macusani y el asfaltado de vías en Lampa y Azángaro. También tuvimos reuniones con el ministro de Cultura por el tema de la fiesta de La Candelaria. Vimos el caso del personal CAS del gobierno regional con contratos culminados. También juramentamos a la plataforma de Defensa Civil, porque ya tuvimos una inundación en Ayaviri y un sismo en Lampa.  

Usted asistió a la toma de mando del presidente de México, Manuel López Obrador. ¿Lo conocía?

Es un hombre progresista, a favor de su pueblo. Es la segunda vez que voy. En el año 2011, fui invitado por el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México. López Obrador, ni bien llegó al gobierno, quitó los sueldos vitalicios y otras gollerías de los expresidentes, medidas que compartimos. 

En su caso, también tuvo invitados extranjeros.

Estuvo el embajador de China. Con él, fuimos a ver los centros de producción de quinua orgánica, lo mismo que la planta de procesamiento de este grano. Conversamos de la promoción de nuestras zonas turísticas y lo invitamos a las islas de Taquile, Uros y Amantaní. El embajador también se reunió con los microempresarios que importan productos chinos. Los de Juliaca viajan a la feria de Cantón todos los años. Ellos han sido invitados a ver la experiencia china respecto a zonas económicas especiales. También estuvieron los embajadores de Cuba y Venezuela, un representante de Bolivia y otro de Chile

Mencione las obras principales que se ha propuesto cumplir en su gestión.

Tenemos que trabajar fuertemente el tema del recurso hídrico y el saneamiento básico, cuya brecha se refleja en la anemia que llega a 75.9%, al no contar con agua potable. La educación también está en agenda. Ya nos hemos reunido con los dirigentes del Sutep. En salud, están los hospitales Manuel Núñez Butrón, el Materno Infantil de Juliaca y el del Collao. También están las plantas de tratamiento de aguas servidas y la zona franca; así como el tema del gas de Camisea y el de Bolivia, por el que vamos a luchar. 

¿Qué papel tendrán las organizaciones comunales?

En la lucha contra la corrupción, vamos a implementar el Consejo Regional Anticorrupción frente al fracaso de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción que tenemos en el país. Este consejo va a ser dirigido por autoridades originarias, ronderos y tenientes gobernadores comunales. 

Todos los años mueren muchos niños por las heladas. ¿Qué va a hacer para evitarlo?

Para eso queremos el gas. Bolivia no tiene problemas con las heladas porque previene con calefacción, que nosotros lamentablemente no tenemos.  

¿Qué significa para usted que el 50% del sur del país esté gobernado por aimaras?

La población nos está dando esta confianza, ha confiado en su gente, en su sangre, y consecuentemente tenemos mucha responsabilidad, a pesar de las piedras que nos ponen en el camino. Se inventan cosas en Lima, como que a mí me ha asesorado el señor Walter Chávez. Eso es falso, nunca tuve asesores en mi campaña, no me han financiado gobiernos extranjeros, tampoco me han guiado en política. 

¿En qué consiste el Proyecto Histórico Andino que señala en su plan de trabajo?

Es la reivindicación de nuestro derecho a ir hacia un proceso de industrialización. Estamos exportando granos andinos a Europa y Estados Unidos, y el próximo mercado es China. También exportamos fibra de alpaca y el café más rico del mundo, el café Tunki de nuestra selva. Juliaca también tiene industria textil. Lo que queremos es la industrialización en Puno, pero sin perder nuestra identidad. Este es el proceso histórico de desarrollo de nuestros pueblos andinos. 

También pretende consolidar un Estado plurinacional.

Es un Estado que se reconozca a todos tal como somos, sin discriminación, y donde todos tengamos los mismos derechos a servicios básicos. Nosotros hablamos del modelo económico de Bolivia en cuanto al uso de los recursos naturales, porque el trato que le ha dado a su gas la ha llevado a donde está ahora. En diez años, se ha desarrollado, mientras nosotros vivimos de manera recurrente en estados de emergencia y paros

¿Por qué dice que Lima no le entiende?

El tema es político. Lima ha sido cómplice de la corrupción, vive de la riqueza del interior del país y encima sacrifica a la gente, como en Apurímac. Solo importa que Lima y los empresarios tengan réditos a cambio de un pueblo discriminado y sitiado. El problema es que Lima siempre se moverá entre el lobby y la corrupción. Lo mismo que algunos medios de comunicación. Y cuando uno sale a escena con una nueva forma de hacer política, obviamente Lima se pone celosa. 

¿Estamos ante las puertas de un movimiento aimara?

No hay que tenerle miedo, mientras todo sea para el desarrollo de nuestro país,  para tener un crecimiento económico de 10%, de manera sostenible; no de 3% y que al año siguiente se caiga a 1%, y se tenga que sacar a las Fuerzas Armadas a las calles, a las comunidades. No solo Lima tiene derecho a tener un tren eléctrico.

Hay un tema delicado. El narcotráfico se estaría asentando en el norte de Puno.

Es una falacia más. ¿Dónde está el narcotráfico que invierte millones de soles en el país? ¿No es la caja chica del Gobierno central, de algunos políticos, de algunos medios de comunicación? En Puno, la selva de Putinapunco no tiene ni carreteras.

Esa sería la zona en cuestión, justamente.

Yo no lo creo. Son hermanos que están trabajando en la zona. Si el Estado quiere tener contacto con su pueblo, tiene que construir carreteras, no hacerlo es favorecer al narcotráfico si es que existiera. Yo he visitado zonas recónditas como Victoria y Boca Colorado, en la frontera con Bolivia, y son pueblos abandonados a su suerte. No voy a apañar ni permitir que se contagie la selva puneña, donde, en Putinapunco, se produce el mejor café del mundo, el Tunki. No pueden empañar a este distrito como productor de droga.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO