Los Wari y la ceremonia del adiós antes de abandonar Pikillaqta [FOTOS y VIDEO]

Roxana Mamani
4 01 2019 | 20:31h

Descubrimiento. Ubicado a 30 kilómetros de Cusco, en este lugar se halló diminutos ídolos de bronce, láminas de plata y figuras trabajadas en conchas marinas o spondylus, traídas desde el mar, lo que refleja el alto grado de integración con la costa.

Pikillaqta, ubicado a 30 kilómetros de la ciudad de Cusco, es uno de los lugares preíncas ocupados por los antiguos peruanos de la cultura Wari que en un momento decidieron abandonarlo. Un reciente descubrimiento traería a la luz las razones que llevaron a estos pobladores a abandonar este centro ceremonial, localizado en el distrito de Lucre, provincia cusqueña de Quispicanchi.

Investigadores de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco (DDC) hallaron en la plaza principal del Parque Arqueológico de Pikillaqta (o "pueblo de pulgas") un contexto ceremonial con seis diminutos ídolos, 24 piezas laminadas en plata con representaciones de mujeres guerreras, tres figuras antropomorfas y 107 piezas que representan partes del cuerpo humano labradas en base a conchas marinas o spondylus, traídas de las costas de Ecuador. Los especialistas consideran este hallazgo de un alto valor científico e histórico

PUEDES VER: Hallan ofrenda Wari en parque arqueológico de Pikillaqta en Cusco

La República Sur

EnVivo #Cusco Presentación de importante hallazgo de Piquillaqta de la Cultura Wari en Cusco

“Manejamos la hipótesis que se trataría de una ofrenda por el abandono de la ciudad de Pikillaqta. De acuerdo a los resultados del radio carbono 14, el descubrimiento se remonta a los años 600 a 1100 después de Cristo”, citó la arqueóloga Irina Cuba.

La especialista también refirió que los estudios posteriores revelarán los últimos días de los Wari en Pikillaqta y lo que motivó su partida.

El ministro de Cultura, Rogers Valencia Espinoza, hizo la presentación de los hallazgos ante los medios, donde resaltó su importancia. Señaló que este descubrimiento permite conocer mayores aspectos de los Wari, revela la integración comercial y cultural con otras civilizaciones. Eso se advierte por la presencia del spondylus, un molusco traído del mar.

Valencia Espinoza también informó que las piezas metálicas serán trasladadas al laboratorio especializado en trabajos de metalurgia del Museo Arqueológico Nacional Brüning en Lambayeque. “Tras el estudio, serán devueltos a Cusco para su exhibición pública”, agregó.

PUEDES VER: Hermano de ministro quiere salir en libertad

El descubrimiento se realizó en una de las 15 unidades de excavación, en la parte sureste de la llamada plaza principal de Pikillaqta. Es un hoyo de 70 centímetros de diámetro y 2 metros de profundidad aproximadamente. Ahí se hallaron dos osamentas de camélido, asociadas a un evento de quema, con ocho conchas de spondylus y dos pequeñas láminas de plata elaboradas con la técnica de laminado-repujado. Se halló también una ofrenda ceremonial de forma circular, en cuya parte central estaba clavada una barreta de cobre que representaba el poder. 

Los Wari en territorios cusqueños 

El Parque Arqueológico Pikillaqta es uno de los lugares preíncas más famosos y mejor conservados de las ciudades antiguas que existieron en el Perú. Se desarrolló entre los años 600 y 1000 D.C por la cultura Wari, proveniente de los andes centrales de Ayacucho.

En el año 2010, en la zona arqueológica de Espíritu Pampa, distrito de Vilcabamba, provincia de La Convención, arqueólogos cusqueños encontraron el ajuar funerario del denominado "Señor de Wari de Vilcabamba". El descubrimiento demostró la expansión de dicha cultura en la selva de Cusco

Video recomendado