EN VIVO - Elecciones 2021: así se desarrolla la jornada electoral en el Perú y el mundo

Piscina donde niña se habría contagiado con la ameba ‘come cerebros’ no era apta

Daniela Mercado

@larepublica_pe

04 Ene 2019 | 12:06 h
La Republica

Alcalde de Chorrillos informa que la piscina, en la que se habría dado el contagio de la ameba ‘come cerebros, fue clausurada al contar con cerca de 18 observaciones, en la que se menciona que el agua era extraída de un pozo. 

El nuevo alcalde de Chorrillos, Augusto Miyashiro, se pronunció respecto al caso de la niña de 10 años quien resultó infectada por la ameba ‘come cerebros’ en la piscina del Centro Cultural Deportivo Lima, e indicó que no cumple con la normativa para ser considerada apta para el público.

El burgomaestre informó que la piscina ubicada Chorrillos cuenta con cerca de 18 observaciones, entre ellas está la del suministro del agua al ser extraído de un pozo. 

PUEDES VER: Chorrillos: denuncian que niña fue atacada por ameba “come cerebros” en piscina [VIDEO]

Agregó que el acceso a la piscina ha sido cerrado tras recibir este jueves una notificación en el que la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) recomendaba la clausura temporal “por no contar con la aprobación de proyectos de piscina de la DIRIS”.

“Dentro de ese informe se encuentra que hay una serie de irregularidades, no cumple con la normativa para ser considerada una piscina apta para ser abierta al público. Dentro de ellas está la del suministro del agua porque estas son extraídas de un pozo. Asimismo, el reboce de las conexiones al desagüe no cumple con la norma”, refirió el nuevo alcalde para América Noticias.

PUEDES VER: Mayoría de playas en Lima y Callao no son aptas para bañistas

Sin embargo, el representante legal del Centro Cultural Deportivo Lima, Julio Sánchez, aclaró que el agua subterránea que usan es tratada e inclusive ha sido sometida a exámenes de laboratorio.

“Nosotros utilizamos un agua tratada. Inclusive hacemos exámenes de laboratorios. El cuerpo [microorganismo] que ha ingresado al cuerpo de la niña, hipotéticamente hablando, es un elemento que se encuentra en un agua empozada, y en una piscina el agua jamás es empozada. El agua recircula”, precisó.

Sánchez, añadió que las observaciones que realizó la Digesa son de cosas materiales como arreglar las canaletas, los pasamanos "porque técnicamente el agua estaba bien”.