Caso Jimenita: una condena que no repara ni sana heridas

Redaccionlr
31 Dic 2018 | 16:00 h

Un caso que indignó al país. Escolar de 11 años fue secuestrada y asesinada en febrero del 2018, en San Juan de Lurigancho. Ayer, diez meses después, el Poder Judicial condenó a cadena perpetua a César Alva Mendoza, el homicida.

Pasará el resto de su vida en prisión por el terrible crimen que cometió, pero ello no sanará las heridas que César Augusto Mendoza Alva dejó en el corazón de la familia de la niña que secuestró, torturó y asesinó una mañana en San Juan de Lurigancho.

La muerte de Jimenita conmocionó al país y se convirtió en símbolo de la búsqueda de mayores castigos contra los agresores de menores y de una nueva forma de actuar dentro de la Policía ante denuncias de desaparición de menores.

"Nos da algo de calma a mí y mi familia esta condena, pero no puedo aceptar que con nuestros impuestos se le mantenga de por vida a esta gente, prefiero mil veces usar ese dinero en los niños más necesitados", refiere a La República Jorge Vellaneda, padre de Jimenita, tras tomar conocimiento de la sentencia de cadena perpetua dictada contra César Alva Mendoza, "El monstruo de la bicicleta".

PUEDES VER Fémina ataca a bofetadas a efectivo policial de Talara

Asesino confeso

El apelativo de Alva se debe a que utilizó una bicicleta como medio de transporte para trasladar a la pequeña de 11 años hasta su guarida ubicada a solo unas cuadras de la comisaría de Canto Rey.

Su criminal accionar fue conocido por los vecinos de San Juan de Lurigancho, Lima y todo el país, el 2 de febrero pasado, cuando un mototaxista que circulaba por la calle Jorge Basadre, en Canto Rey, encontró el cadáver calcinado de una niña sobre un montículo de basura. Un día antes, la niña había desaparecido tras asistir a un taller vacacional en la comisaría del sector.

Tres días después, Alva fue capturado en una zona rural de Ica, a donde había llegado con el propósito de huir hacia el sur. Ahí confesó ser el depredador que secuestro, abusó y asesinó a la pequeña.

PUEDES VER Cusco: Niña fue golpeada brutalmente luego que su padre habría intentado violarla

Justicia, seguridad y paz

El crimen de la menor conmovió a la sociedad, y llevó a que se exijan leyes más drásticas contra los violadores.

Por esos días, cientos de manifestantes salieron a la calle a exigir justicia para Jimena. Las movilizaciones se convirtieron en una caja de resonancia y se escucharon desde consignas feministas hasta llamados a restituir la pena de muerte.

En la “Marcha por la justicia, seguridad y paz para nuestros hijos”, convocada por los familiares de Jimena, participaron distintas organizaciones sociales y colectivos.

PUEDES VER Cusco: Rector de la Unsaac denunció por extorsión a nueve catedráticos

Imprescriptibilidad

El 26 de junio, el Congreso aprobó modificar el Código Penal (Ley N°30838), hecho que significó cambios sustanciales en la normativa que sanciona y previene los delitos contra la libertad sexual.

Uno de esos cambios tuvo que ver con la imprescriptibilidad de los delitos sexuales que se cometan contra menores y mayores de edad.

“Los niños y niñas que sean sujetos de estas agresiones van a poder tener la alternativa de que cuando estén preparados, listos para denunciar, puedan hacerlo”, señala el abogado penalista Mario Amoretti.

“Antes, los casos que superaban los tres años sin abordarse, sin empezar algún tipo de investigación, quedaban simplemente archivados o a fojas cero. En este caso, estos podrán mantenerse vigentes hasta lograr un fallo”, agregó.

Explicó también que estas modificaciones no tienen efectos retroactivos, es decir, no se aplica a situaciones que ocurrieron antes de lo de Jimenita.

PUEDES VER Puno: Horas antes de Año Nuevo roban 83 mil soles a agricultor en Juliaca

Cadena perpetua

En las modificaciones también se incluyó la cadena perpetua para los violadores de menores de 14 años de edad. Antes se establecía que solo si la víctima de violación sexual era menor de 10 años la pena sería de prisión de por vida.

Para la congresista Indira Huilca, estas modificaciones corresponden a una “reforma integral” y no solo apuntan a aumentar penas o sancionar de manera más drástica y con más años de prisión a quienes cometan delitos contra la libertad sexual.

“Los delitos contra la integridad sexual de menores suelen producirse en ámbitos privados, por lo cual los medios de prueba frecuentemente son escasos, y la experiencia nos indica que en reiteradas oportunidades niñas y niños no son escuchados, se les niega la posibilidad de acceder a la justicia y deben superar estándares de pruebas cada vez más altos para lograr una condena a los agresores”, sostiene el coronel (r) Jorge Mejía.

Si bien la condena de César Alva otorga justicia a los padres de Jimenita, urge trabajar para que más niños y niñas que sufren violencia reciban atención adecuada y oportuna de los operadores de justicia. “Ella lo agradecerá desde el cielo”, señala su padre.

PUEDES VER Fiscalía investigará a cómico ambulante por tocamientos indebidos a hijastra

claves

Cesar Alva Mendoza se halla cumpliendo encierro en el penal de Pasco. La diligencia de condena de ayer fue realizada mediante teleconferencia.

El Primer Juzgado Penal de la Corte Superior de Lima Este dictó la máxima pena luego de valorar la solicitud de la fiscal Ana María Cubas.

Video Recomendado