Cuidado con las ´peperas': Mujeres seducen a sus víctimas, las drogan y las asaltan

Oscar Chumpitaz
15 Dec. 2018 | 08:30h

Se trata de un delito que no se suele denunciar dada las características del robo y las circunstancias en que se produce. Presidente de Aprosec, César Ortiz Anderson asegura que las ´peperas' actúan en restaurantes, bares, cines y cuentan con dateros como cómplices

Creyeron que era una buena noche luego de conocer a unas mujeres con las que brindaron y rieron. Lo que no esperaban es que eran un grupo de ‘peperas’, asaltantes ‘profesionales’ que les hicieron ver su suerte.

Ocurrió hace un año por estas fechas, cuando en el bar Totos ubicado en la cuadra 11 de Nicolás de Piérola, en el centro de Lima,10 personas entre clientes y trabajadores fueron encontrados inconscientes y despojados de sus billeteras, celulares, alhajas y otras prendas de valor.

Las mujeres tenían como cómplice nada menos que al vigilante del local.

PUEDES VER: Callao: Capturan a 'peperas' que asesinaron a hombre con poderoso somnífero

Cesar Ortiz Anderson, presidente de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana del Perú (Aprosec), señala que la cifra negra de estos delitos -no denuncia- es muy alta. “Las víctimas no denuncian por vergüenza social o por no tener problemas en el hogar cuando es casado”. Afirma.

A los ‘pepeados’, añade, no solo los despojan de sus pertenecías sino que además hay una variante cuando la víctima es filmada en situaciones muy comprometedoras y luego son extorsionadas.

“Por la gratificación las ‘peperas’ saben que hay muchas potenciales clientes en bares y cantinas del centro de Lima”, advirtió el experto en seguridad.
 César Ortiz explica que la delincuencia al ser activa y dinámica, cambia constantemente su modus operandi.

El ´pepeo’ es una modalidad muy antigua empleadas a principios de los noventa por las mafias rusas. Todas sus víctimas eran turistas, usaban para tales fines a chicas muy bellas y generalmente el blanco eran extranjeros. A partir del año 2,000 este delito fue muy difundido en varios países de América Latina.

PUEDES VER: Banda de 'peperas' fue desarticulada luego de robar a dos hombres

Ahora –dice- existen varios grupos delictivos organizados que se dedican a esta modalidad. Reclutan a a jóvenes y atractivas mujeres, el biotipo es entre 18 y 25 años, ellas tienen el objetivo de seducir con sus encantos a sus potenciales víctimas, generalmente son 2 chicas o un chico con dos chicas, sus víctimas son hombres entre los 40 a 60 años, turistas, que generalmente están más predispuestos a ser seducidos por estas mujeres.

Los puntos donde operan son diversos, hoteles, bares, peñas, casinos, centros comerciales, cines o bancos, suelen estar dentro o en los alrededores de los locales.

Trabajan en muchos casos con los llamados dateros que pueden ser mozos de restaurantes, barmans, taxistas o cambistas de dólares, ellos tienen comunicación con los jefes de estos grupos delictivos o directamente con las chicas, una vez ubicada la victima se comunican para darles el dato.

Finalmente, dice Ortiz Anderson, actúan grupos de jóvenes que seducen a  mujeres solas, para filmarlas en escenas sexuales y luego extorsionarlas.