Verano: Temporada para cuidar nuestra piel

Redaccionlr
07 Dic 2018 | 16:00 h

La piel y los ojos son los órganos más susceptibles de sufrir lesiones irreversibles por el sol, sobre todo en el verano.

Faltan pocos días para que comience la temporada de verano y a muchas personas les gusta comprarse ropa que vaya de acuerdo con el clima, ir a la playa, broncearse, hacer deporte o aprovechar las vacaciones para realizar planes con la familia; sin embargo, no nos damos cuenta de que con ciertas actividades exponemos nuestra piel de sufrir lesiones irreversibles por el sol.

Tomar el sol se considera un hábito saludable, pero puede ser muy riesgoso. Un exceso de exposición a la luz solar puede provocar quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel (arrugas), alergias, pigmentaciones, cambios de la textura de la piel y, lo que es más preocupante, cáncer de piel, pues con los rayos solares recibimos también radiación ultravioleta (UV-A y UV-B). Las personas de piel clara o delicada corren aún más riesgo. Aquellas con lunares, pecas o de tez clara deben prestar especial atención a su piel.

PUEDES VER Se sentó por diez años junto a una ventana y su rostro pagó las consecuencias

Utiliza protección solar

El bloqueador forma una capa sobre la piel que impide el paso de la radiación solar que puede ser muy dañina. El bloqueador no va a impedir que la piel se broncee, pero sí que se queme y, si bien retarda el bronceado, da la protección que la piel necesita y debe usarse siempre que una persona se exponga por periodos prolongados a la luz del sol. Por otro lado, el bronceador solo tiene como finalidad hacer que la piel adquiera un color tostado, pero no ofrece ninguna protección.

Insolación y quemaduras

Cuando se expone el cuerpo al calor solar por un periodo largo, podemos sufrir insolación. Esta se caracteriza por el aumento de la temperatura corporal, la cual sube rápidamente sin que el cuerpo pueda enfriarse. También puede presentarse con calambres y sensación de agotamiento. En casos leves se debe beber líquidos y soluciones orales, aplicarse cremas hidratantes sobre la piel y no exponerse al sol. En casos graves, debe acudir a un médico para recibir un tratamiento especial, pues el cuadro puede causar incapacidad permanente hasta la muerte. Tenga mucho cuidado ya que la lesión sobre la piel no se reconoce inmediatamente sino hasta 24 horas después.

PUEDES VER ¿Qué es la psoriasis y cómo se debe tratar?

Piel de bebé

A partir del año de edad se debe usar bloqueador especial para bebé (no utilice bloqueador para adultos en niños). Debe aplicarlo antes de salir de la casa en todo el cuerpo (cuidando de no afectar los ojos, genitales y otras zonas sensibles) y luego vestirlo. Si va a la playa debe volverle a poner bloqueador cada hora. Asegúrese de proteger la cara y zonas como los hombros.

Cuidados para distintos tipos de piel

Los problemas de piel son diversos, entre ellos están los alimenticios, como la insuficiencia de aporte de vitaminas A, E y C, y de proteínas y minerales como el calcio y selenio. También existen otros factores: la contaminación atmosférica, el estrés y la radiación solar (rayos UV que atacan a una piel no protegida, sobre todo si la exposición es por varias horas). Esto último produce quemaduras, envejecimiento de la piel y melanoma maligno. También afectan a la piel sustancias tóxicas para la salud como el alcohol, tabaco y otras drogas.

PUEDES VER Alta radiación solar en Arequipa ocasiona diversos problemas en la piel

Micosis en la piel

Los hongos que afectan la piel se reproducen con más facilidad cuando hay humedad y calor. Suelen contraerse en lugares públicos. Use sandalias al asistir a piscinas o al ingresar a duchas o vestuarios utilizados por otras personas. Después de bañarse tómese el tiempo necesario para secarse bien la piel, en especial las zonas del cuerpo que tienen pliegues como las ingles, las axilas y los pies. De preferencia, utilice una toalla diferente para secarse los pies. 

Video Recomendado

Lazy loaded component