Hijo de alcalde asesinado pide a población no dejarse ganar por el miedo

Abraham Ibanez
h

Policía estrecha cerco a uno de los sicarios que mataron a Manuel Vigo y esposa en Cajamarca.

Abatido fugazmente por el intenso dolor de haber perdido a sus progenitores, pero reponiéndose rápidamente, el hijo mayor del asesinado electo alcalde del distrito de La Asunción, en Cajamarca, Manuel Vigo Muñoz y su esposa, Isabel Rojas Coral, ante el homenaje que le rindió el alcalde cajamarquino, pidió a la población no dejarse ganar por el miedo.

Ante el féretro con los restos mortales de sus padres, Erick Vigo Rojas, agradeció el homenaje que Manuel Becerra Vílchez, acompañado de su sucesor Víctor Villar Narro, y el ex burgomaestre de esta capital, Ramiro Bardales Vigo, le tributó la mañana de ayer en la casa del velorio.

PUEDES VER Lambayeque: escolares habrían tenido relaciones sexuales dentro de colegio

De pie, con el rostro bañado por las lágrimas, quebrado por la emoción, agradeció a todos los presentes en este momento muy difícil, aprovechando pedir a todas la autoridades, “para sumarme como hijo y ciudadano exigir a la Policía, Ministro del Interior, yo sé que están haciendo todo lo posible para encontrar a los asesinos de mis padres, que trabajen al 200% y encuentren a esos delincuentes, no podemos permitir que el miedo nos gane, que una sociedad viva de con estas lacras, porque personas valerosas como mis padres, excelentes personas, compañeros, se vayan de esta manera, no podemos permitir que esto quede impune, personalmente haré todo lo posible para dar con el autor intelectual de este asesinato doble, exijo justicia”.

Antes, Manuel Becerra, dolido por el crimen de su amigo y esposa, se esforzó por dirigir unas palabras a los presentes, “a fin de expresar no solo la pena por la pérdida de una gran persona, sino la indignación por las circunstancias, independientemente de las tendencias que tengamos tenemos que unir fuerzas para brindar un justo homenaje a un gran hombre, que, en todo momento de su vida, demostró ser además de una gran persona, un gran padre, un gran ciudadano, un gran hijo y gran esposo.

Tras recibir la solidaridad del pueblo cajamarquino durante dos noches de velorio en el jirón Mariano Melgar 440, hoy, al mediodía, después de una misa de cuerpo presente, el cortejo fúnebre partirá a su última morada al cementerio general de Cajamarca.