Juanjuí: Trescientos ronderos se suman a lucha frontal contra la anemia

Ernesto Guerrero
15 Nov. 2018 | 13:55h

En ceremonia pública realizada en esa ciudad de la provincia de Mariscal Cáceres, región San Martín, fueron incorporados oficialmente como Agentes Comunitarios de Salud. 
 

Trescientos ronderos de la ciudad de Juanjuí, en la provincia de Mariscal Cáceres, región San Martín, fueron incorporados hoy como nuevos Agentes Comunitarios de Salud (ACS), grupo especial que recorrerá la diversas comunidades locales para informar, orientar y educar a las familias sobre la anemia, terrible mal que afecta principalmente a los niños, adolescentes y madres gestantes.

 

La titular de Salud, Silvia Pessah Eljay, oficializó esta medida en una ceremonia pública realizada en dicha localidad nororiental del país.

 

Los ronderos incorporados  serán capacitados en la atención de emergencias y urgencias, así como en primeros auxilios, prevención del dengue, entre otras acciones que fortalezcan la seguridad de la población, señaló la ministra.

PUEDES VER: “Sí luchamos contra la anemia”

“Quiero destacar su labor altruista y voluntaria como Agente Comunitario de Salud que los caracteriza por tener vocación de servicio y cuyo objetivo no es otro que formar una cultura de salud, desarrollando estilos de vida saludable para el logro de una mejor forma de vivir a nivel individual, familiar y comunitario...”, sostuvo la funcionaria.

 

El Agente Comunitario en Salud es la persona de la comunidad que vela por el bienestar de la población y realiza acciones relacionadas con la promoción de la salud y prevención de enfermedades, en coordinación conjunta con el personal de salud y por medio del ejercicio de la participación ciudadana y la incidencia para enfrentar problemas vinculados a otros determinantes sociales de la salud; cumpliendo de este modo su rol articulador entre la comunidad y las autoridades.

 

De igual modo, mediante las visitas a la comunidad y a las familias pueden fomentar una alimentación saludable, así como el lavado de manos, consumo de agua segura entre otros hábitos de higiene que ayuden a mantener la salud de la población.

 

Los Agentes Comunitarios de Salud contarán con vestuario que los identifiquen como tales y con un kit de trabajo para la vigilancia comunitaria que constará de mochila, gorro, polo, chaleco y botiquín básico de primeros auxilios.