Seis bandas criminales se habrían unido en Lima para robar y desmantelar vehículos [VIDEO]

La policía capturó a dos integrantes de la organización 'Los Malditos de San Genaro'. El cabecilla de esta red ha sido identificado como 'Negro Jota'. Minivan robada el 30 de octubre en Los Olivos fue encontrada cuando iba a ser 'descuartizada'.

La policía capturó a dos integrantes de la organización 'Los Malditos de San Genaro'. El cabecilla de esta red ha sido identificado como 'Negro Jota'. Minivan robada el 30 de octubre en Los Olivos fue encontrada cuando iba a ser 'descuartizada'.

La policía puso al descubierto que, al menos, seis bandas se habrían unido en Lima para robar carros, desarmarlos y venderlos en piezas en el mercado negro de San jacinto y en La 50. Un informe realizado por las autoridades determinó que los ladrones tienen zonas, días, horarios y modelos preferidos al momento de cometer un robo.

Ayer la policía desmanteló a una de estas organizaciones lideradas por el ‘Negro Jota’, según confesó uno de los ladrones detenidos. Se trata de ‘Los Malditos de San Genaro’.

Cuando los agentes incursionaron en la Mza. B-47, lote 12 del asentamiento humano Profam, en Ventanilla, encontraron una camioneta minivan F1Z-864, robada bajo la modalidad de ‘el peine’, el 30 de octubre en Los Olivos.

También hallaron autopartes y accesorios de otros vehículos que ya habían sido seccionados.

A Joselito Malpartida Prudencio (36) y Juan Cairo Luya (38) no les quedó otra alternativa que aceptar el delito.

Las investigaciones han determinado que estas y otras cinco bandas que operan en Lima han formado una suerte de alianza para operar en distintos distritos.

“Ellos (los ladrones) definen el tipo de vehículo (marca y modelo) de su interés y utilizan llaves hechizas, ‘peines’ y otros instrumentos adaptados”, detalló un agente de la Diprove.

Al parecer, después los individuos llevan los carros temporalmente a una ‘caleta’ para esperar que la Policía deje de buscarlos.

Finalmente, son entregados a otros individuos, quienes los desarmaban y llevan las piezas a las ventas de repuestos.

“En algunos casos, a través de llamadas extorsivas, los imputados devuelven los vehículos a sus dueños”, informó la misma fuente.

A los capturados ayer se les implica en robo agravado, hurto agravado, extorsión y receptación.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO