Mujer sospecha que inquilinos morosos fueron sus secuestradores [VIDEO]

La dueña de la vivienda denuncia haber sido víctima de robo y secuestro. Ella sospecha de sus inquilinos morosos a quienes les pide retirarse. 

La dueña de la vivienda denuncia haber sido víctima de robo y secuestro. Ella sospecha de sus inquilinos morosos a quienes les pide retirarse. 

Matilde Falcón fue víctima de robo y secuestro. Cuatro sujetos encapuchados ingresaron a su vivienda y le robaron 10 mil soles, luego de haberla golpeado y arrastrado. La mujer sospecha que los responsables son sus inquilinos morosos. 

El último 30 de octubre la dueña del edificio casi pierde la vida en manos de un grupo de hampones. Estos la golpearon, amenazaron de muerte, tuvieron ahorcada con una toalla por cerca de media hora, y arrastraron hasta el baño de su casa para encerrarla. 

Falcón, una señora de 70 años, recuerda el incidente con lágrimas en sus ojos y señala que por un momento ni siquiera podía respirar. 

Ella sospecha que los culpables de lo que le sucedió son sus inquilinos de nacionalidad venezolana, quienes desde hace seis meses no le pagan la renta y tienen amenazada a ella y a su familia.

La vivienda, un edificio de cinco pisos, queda ubicada en la calle Asteroides en La Campiña en el distrito de Chorrillos

En un principio, cuando alquiló el cuarto que se encuentra en el último piso, eran solo dos personas. Sin embargo, ahora son más de seis los extranjeros que viven en la habitación. 

Otros inquilinos del lugar indican que el grupo de morosos realizan reuniones y fiestas hasta altas horas de la madrugada. Hecho que los mortifica mucho, ya que no les permite dormir.  

Falcón asegura que desde hace 16 años alquila departamentos a más de 20 familias y nunca ha tenido un problema como el de ahora.  

 A través de cartas notariales, la señora Matilde les pide al grupo de inquilinos que se vayan en un plazo no mayor de 72 horas. De no cumplir con esto, ella tiene la potestad de llamar a la Policía para desalojarlos
 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO