Jenny Nolasco, la abogada asesinada por defender a las mujeres de Manchay

La República
20 10 2018 | 16:00h

En el recuerdo de un pueblo. Investigación policial reveló que ella recibía protección desde agosto del 2017. Su asesinato deja a merced de los traficantes de terreno a familias humildes.

–¿Tienes un proceso? ¿Te ha pegado tu marido? ¡ Entonces, vamos a denunciarlo!

Estas eran las frases que la doctora Jenny Nolasco Tomas solía decirle a sus clientes al tomar conocimiento de una denuncia por maltrato o desalojo ilegal en Manchay, una zona convulsionada del distrito de Pachacámac por el tráfico de tierras y donde la presencia del Estado es casi nula.

PUEDES VER: Persecución por 7 distritos de Lima termina a balazos y con un fallecido en Surco

Para la abogada huancaína que llegó hace más de diez años a este centro poblado ubicado entre cerros y arenales en la periferia de Lima, ni el dinero o la falta de recursos era un requisito para tomar el caso.

“La justicia por sobre todas las cosas”, repetía a su familia cada vez que le preguntaban del porqué había tomado un caso sin parpadear.

“Tenía un gran corazón, defendió a muchas mujeres contra la violencia familiar, entre ellas, a mí”, recuerda con tristeza Micaela Huapaya. Su hermana, Valeria, le agradeció también por su gran apoyo cuando desapareció su sobrino. Estos son dos testimonios que pintan de cuerpo entero el amor por su profesión que durante su vida Jenny Nolasco (46) supo plasmar y proyectar en su comunidad.

Por eso no es de extrañar que el día de su asesinato cientos de madres y familias enteras acudieran a la posta, al velatorio, e incluso acompañaran sus restos en su recorrido por las zonas de Vista Alegre y Portada I, donde la abogada de los pobres, como solían llamarla, se ganó el cariño de todos por la gran labor social que realizó en favor de mujeres víctimas de violencia y aquellos vulnerables a los desalojos ilegales en Manchay.

“Jenny supo nutrirse del dolor ajeno, de aquellas personas humildes carentes de justicia. Supo darles valentía, coraje, fuerza y por eso están aquí con ella”, contó su primo Emerson Nolasco, durante su sepelio en Huancayo (Junín), donde fue enterrada en medio de una multitud el martes.

Temía por su vida

El apoyo legal que Jenny ofrecía a sus vecinos contra los traficantes de terrenos, que mediante desalojos ilegales trataban de amedrentarlos, no conocía de horarios.

Una investigación policial reveló que la abogada recibía protección policial desde agosto del 2017 debido a las amenazas que llegaban a su celular tras un proceso judicial a su favor, que la Policía mantiene en reserva.

El asesinato de Jenny Nolasco en Manchay no solo deja un enorme vacío en sus familiares sino también en aquellos a quienes defendía de los traficantes de tierras.

Pese a que en marzo del 2018, la Policía desbarató a ‘Los Secos del Sur’, una gigantesca red dedicada a la extorsión y tráfico de terrenos, los habitantes de los Huertos de Manchay continúan quejándose de vivir bajo amenazas.

Claves

- El 13 de octubre pasado, dos sanguinarios sicarios en una moto asesinaron de cinco balazos a la abogada Jenny Nolasco Tomás que se hallaba dentro de su auto.

- Tras el asesinato de la abogada de los pobres, la Policía continuó realizando vigilancia a su estudio hasta el jueves 18 para proteger los documentos y expedientes judiciales que guardaba de sus clientes ante el temor de que sean sustraídos.

Video Recomendado