Ministerio de la Mujer capacita a familias para acoger a niños

"Banco de Familias Acogedoras" reciben temporalmente a niños y adolescentes. Estado busca evitar que menores permanezcan albergues donde no necesariamente hay espacio familiar.

"Banco de Familias Acogedoras" reciben temporalmente a niños y adolescentes. Estado busca evitar que menores permanezcan albergues donde no necesariamente hay espacio familiar.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), inició la capacitación a aquellas familias que conforman el "Banco de Familias Acogedoras", las mismas que recibirán de manera temporal a una niña, niño o adolescente en sus hogares.

 

Con el "Banco de Familias Acogedoras" el Estado quiere evitar que los niños en estado de abandono estén en un centro de atención residencial dono no hay necesariamente un espacio familiar.

 

Capacitación busca potenciar las capacidades de dichas familias para la convivencia, el cuidado de la niña, niño o adolescente acogido.

 

El "Banco de Familias Acogedoras" está conformado por personas o familias que han pasado las evaluaciones psicológicas, sociales y legales, y que han sido declaradas capaces para formar parte del banco de familias que pueden acoger temporalmente a un menor en el marco del procedimiento por desprotección familiar y mediante la medida de protección de acogimiento familiar.

 

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, con el objetivo de garantizar el ejercicio del derecho de los infantes y adolescentes a vivir en un entorno familiar, promueve esta medida como alternativa que les permita continuar su desarrollo en el seno de una familia, mientras las Unidades de Protección Especial implementan un plan de trabajo individual con sus familias de origen, eliminándose los factores de riesgo y de desprotección.

PUEDES VER: Habrá un ‘banco de familias’ para menores en abandono

La persona o familia puede solicitar ser evaluada como una familia acogedora mediante una solicitud escrita dirigida a la Dirección de Protección Especial del MIMP. 

 

Luego, a través de sesiones informativas, se les comunica sus derechos, obligaciones y responsabilidades que implica ser persona o familia acogedora. Posteriormente se inicia la evaluación psicosocial para valorar la capacidad de la persona o familia para el acogimiento.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO