La Libertad: hombre asesina a su pareja y luego se suicida lanzándose a un abismo

Por celos. Según los vecinos, el criminal siempre le hacía problemas a su esposa porque pensaba que mantenía una relación amorosa con otro hombre.

Por celos. Según los vecinos, el criminal siempre le hacía problemas a su esposa porque pensaba que mantenía una relación amorosa con otro hombre.

Un nuevo feminicidio vuelve a ocurrir en la provincia andina de Pataz (región La Libertad). Esta vez, un hombre acabó con la vida de su conviviente golpeándola en la cabeza con una pesada comba de construcción y luego se suicidó arrojándose a un abismo de más de 200 metros de profundidad.

El hecho se registró en horas de la madrugada del último jueves en el anexo de Lúcumas, localidad ubicada a 20 minutos del anexo de Retamas, en el distrito de Parcoy, en Pataz.

La víctima fue identificada como Emérita Esmilda Martínez Peña (25), cuyo cuerpo fue encontrado por sus vecinos en una habitación de su vivienda con el cráneo destrozado, y a un costado también ubicaron el pesado martillo que utilizó su pareja Santos Pizán Domínguez para golpearla hasta matarla.

Los moradores del lugar avisaron del hallazgo a los agentes policiales de la comisaría de Tayabamba, quienes llegaron con los representantes del Ministerio Público para realizar la diligencia del levantamiento de cadáver y después la autopsia de ley.

Mientras realizaban su trabajo, la comitiva de autoridades fue alertada por vecinos de la zona que el homicida se había suicidado, por lo que de inmediato tuvieron que trasladarse hasta una quebrada ubicada entre los pueblos de Chauchabamba y Alberjapata, donde encontraron el cuerpo sin vida del criminal.

Los custodios del orden y el fiscal de turno de Pataz, Roberto Fabián Vera Gargurevich, llegaron al lugar donde se lanzó el suicida y tuvieron que bajar hasta el fondo del abismo para el recojo del cuerpo.

Familiares y vecinos de los fallecidos se juntaron y se opusieron a que los restos de los occisos sean trasladados a la morgue de Tayabamba para las necropsias de ley correspondiente.

Al verse superados en número, las autoridades intervinientes no tuvieron otra alternativa que levantar un acta donde especificaban los hechos acontecidos y dejaban constancia de por qué no llevaron los cadáveres a la morgue.

Los cuerpos fueron entregados a sus familiares para ser velados y que les den cristiana sepultura.

Clave

El mes pasado, Humberto Quispe Meza asesinó a su conviviente María del Pilar Zegarra Paredes de varias puñaladas en el tórax, luego de una airada discusión registrada en el interior de su domicilio situado en el centro poblado de Ucrumarca, distrito de Tayabamba.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO