Policía capturó a presuntos asesinos de trabajador edil

Operativo. Los sujetos fueron detenidos cuando iban a votar en colegios del distrito de Mórrope y también de Cruz del Médano, en Lambayeque.

Operativo. Los sujetos fueron detenidos cuando iban a votar en colegios del distrito de Mórrope y también de Cruz del Médano, en Lambayeque.

Dos de los presuntos asesinos del trabajador de la municipalidad distrital de Mórrope, provincia de Lambayeque, fueron detenidos por agentes del Departamento de Homicidios de la Divincri, cuando se dirigían a sufragar en los colegios de la zona.

El crimen, que conmocionó a los habitantes del centro poblado Cruz del Médano, ocurrió el pasado 11 de marzo de este año en agravio de Arcadio Bereche Suclupe. El trabajador, que se desempeñaba como administrador del mercado de Mórrope, fue atacado salvajemente en su casa y se habría defendido con todo lo que tenía a su alcance, logrando herir a uno de sus atacantes.

Con las evidencias científicas, los detectives de la Divincri lograron ubicar a los responsables del crimen, los mismos que fueron identificados como Maximino Suclupe Santisteban y Francisco Elmer Sandoval Chapoñán, quienes fueron atrapados cerca a los colegios en donde les tocaba votar.

El personal policial refirió que una vez identificados solicitaron al Poder Judicial la detención preliminar, la misma que fue aprobada. Por ello, junto a la fiscal Cecilia Romero Bracamonte, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal de Lambayeque, se dirigieron hasta el lugar en donde los esperaron y lograron atraparlos.

Los sospechosos en un primer momento intentaron evitar la detención, pero los agentes los sometieron y condujeron hasta las instalaciones de la Divincri, en donde fueron interrogados en presencia de la representante del Ministerio Público.

De acuerdo a las investigaciones del caso, el móvil del crimen habría sido el robo, pues la víctima habría realizado la venta de alguna propiedad o ganado, por lo que sabían que tenía en su casa una fuerte suma de dinero. Lo que no sabían es que el dinero que buscaban había sido depositado en una entidad bancaria.

Los delincuentes ingresaron violentando las puertas de la casa, sin saber que la víctima los iba a enfrentar y defendería su vida con todas sus fuerzas.

Los maleantes sabían que estaba solo, pues su familia se encontraba de viaje. Al final masacraron el cuerpo y lo dejaron tirado en un callejón cerca al corral de su vivienda. Las indagaciones policiales dieron resultados.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO