Instagram lanza “Guía para Padres”

Instagram es capaz de causar ansiedad, depresión y es fuente del ciberbullying que sufren los jóvenes al consumir los contenidos de “gente perfecta con vidas perfectas. 

Instagram es capaz de causar ansiedad, depresión y es fuente del ciberbullying que sufren los jóvenes al consumir los contenidos de “gente perfecta con vidas perfectas. 

Elvis Vizcarra Director Creativo Gomademascar.pe

Cualquier persona podría decir que todo es brillo y alegría en la red social de fotografías y stories Instagram. Sin embargo, esto parece estar muy lejos de la realidad, pues recientemente la plataforma lanzó una “Guía para Padres”, con recomendaciones para orientar a sus hijos.

Esta medida parece respaldarse en un estudio de la Real Sociedad de Salud Pública y del Movimiento de Salud Joven (YHM), que reveló que el uso de Instagram puede afectar principalmente la autoimagen y los horarios de sueño, además de producir en los jóvenes el trastorno denominado “Miedo a perderse de algo” (FoMO).

Además, esta red social es capaz de causar ansiedad, depresión, sentimiento de soledad y es fuente del ciberbullying que sufren los jóvenes al consumir los contenidos de “gente perfecta con vidas perfectas”.

Con todo ello, el informe (en el que participaron casi mil 500 jóvenes de entre 14 y 24 años) concluye que la red social que genera más consecuencias negativas es Instagram, seguida por Snapchat, Facebook, Twitter y Youtube.

En la “Guía para Padres” de Instagram, una de las primeras cosas que se mencionan es la edad mínima para crearse un perfil: 14 años. La red social hace hincapié en que si un menor no cumple con esa característica, su cuenta puede ser denunciada y posteriormente cerrada.

Además, mencionan que los menores pueden sufrir los mismos problemas que pueden aparecer en cualquier otra red social, como por ejemplo el ciberbullying, la publicación de fotos o videos inapropiados que los afecten, etc. Asimismo, refieren que usuarios desconocidos pueden hacer uso de la plataforma para entrar en contacto con ellos.

Ante ello, indican que “la mejor forma de no correr riesgos es respetarse a uno mismo y a los demás”, pues “las fotos y los videos que comentamos y publicamos quedan asociados a nuestra imagen pública y también pueden afectar a otras personas”.

Por ello, recalcan a los padres de familia que se aseguren de que “sus hijos no publiquen imágenes provocadoras o tengan un trato inapropiado con desconocidos”.

Agregan además que intenten en la medida de lo posible que los perfiles de los menores sean privados, y que los orienten sobre no aceptar a desconocidos ni dialogar con ellos, y si se dieran casos de acoso, usar la función de bloqueo. La guía puede ser descargada en la sección de ayuda de Instagram (help.instagram.com). Importante. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO