Roberto Scerpella: “Nuestros jóvenes están siendo afectados por la realidad del país”

Entre el lunes 24 y el sábado 29, psicoanalistas de la región y del resto del mundo participarán en el 32º Congreso latinoamericano "De-Construcciones y Transformaciones", que tendrá como sede la ciudad de Lima. Roberto Scerpella y Adela Escardó analizan algunos de los tópicos que se tratarán en este encuentro y cómo se presentan en la sociedad peruana.

Más de mil psicoanalistas se reunirán en Lima en unos días. Pero, ¿qué país van a encontrar? ¿En qué realidad van a plantear sus discusiones?

RS: Es una realidad que, en algún sentido, compartimos con otros países latinoamericanos. Toda la crisis alrededor de la corrupción, la falta de instituciones, liderazgos. Los psiconalistas que vienen no son ajenos a esta problemática. Son de Brasil, Argentina...

AE: De lo que se trata es que podamos pensar y discutir, porque en la realidad sucede nomás y la gente no tiene chance de discutirlo, digerirlo.

RS: Creo que en el país hay una fuerte tendencia a que los peruanos no quieran pensar acerca de su realidad. Es como si tuviéramos que convivir con una realidad que aceptamos y nos adaptamos. Una realidad que no nos gusta en el fondo, pero en algún sentido nos coludimos. Lo que pasa ahora es una fotografía de lo que ha pasado siempre: falta de liderazgo, corrupción, violencia, falta de partidos políticos, el no pensar en el país. Eso no es nuevo.

¿Qué pasa por la mente para simplemente aceptarlo?

AE: Es que duele, angustia. Uno no sabe qué hacer con muchas cosas. Muchas veces la realidad nos queda grande, entonces preferimos hacerla a un lado y seguir con nuestros quehaceres más inmediatos.

Entonces, esa "ola" de violencia, los feminicidios, la discriminación... siempre han estado en la sociedad peruana.

RS: Siempre. Tendemos a funcionar como si no existiera, pero hemos convivido con eso en toda nuestra historia. Yo centraría el problema en la falta de liderazgo, en la clase dirigente poco arraigada en la cultura peruana. (....) Hay una dificultad de pensar en lo que es prioritario para el Perú.

AE: Además hay una dificultad de pensar en un 'nosotros'. Por lo general uno dice: "¿Qué pedacito me agarro?". Pero no piensa en un espíritu colectivo. Eso es lo que hace difícil arrancar como país.

¿El peruano es egoísta?

RS: Sí, es difícil de definirlo, pero creo que es uno de los rasgos, sobre todo, en quienes tienen la batuta del país.

También es violento.

RS: El ser humano es violento. ¿Qué compensa o regula su agresividad? Una crianza buena, con amor. El amor de la familia hace que un niño maneje su agresividad de una manera constructiva y la pueda usar de una forma creativa y productiva. Pero cuando no tienes un marco que permita que uno crezca con amor, lo que va a predominar es la agresividad, la frustración, la humillación. Esto último es la principal fuente de la violencia destructiva (...) Uno se cuida porque a uno lo cuidaron. Uno no se puede cuidar si a uno no lo cuidaron.

Y todo esto está estrechamente vinculado al machismo.

RS: El machismo es parte de todo, de nuestra cultura, nuestra educación (...) Somos una sociedad machista.

Y, además, una sociedad que desconfía de todos.

RS: La confianza es una palabra demasiado importante. Somos un país de desconfiados, no confiamos el uno del otro. También es verdad que estamos en un momento en que la violencia se ha desbocado. Hay un desborde y creo que es consecuencia de los miles de chicos que crecen solos, sin educación, sin familia, sin amor. Por ahí hay que trabajar.

AE: Lo que pasa con el Gobierno también deprime porque uno siente que no son figuras confiables las que pretenden gobernar, que boicotean. Nadie confía en nadie.

El psicoanálisis destaca la importancia de la niñez. De hecho, en el Congreso trabajarán este tema. ¿Qué tan bien se atiende a la niñez en el país? ¿Qué elementos discutirán?

RS: En el Congreso habrá un simposio que reunirá a psicoanalistas de la región y, prácticamente, por tres días se discutirá temas como el origen del desarrollo temprano, autismo, adolescencia, suicidio...

De enero del 2017 a la fecha hubo más de 60 intentos de suicidios en estudiantes y en 5 años se registraron cerca de 20 mil casos de violencia escolar. ¿Qué pasa? ¿Es un fenómeno similar al de otros países?

RS: Pareciera que la población adolescente peruana tiene un mayor porcentaje de intención suicida que otros países. Es un indicador muy grave de salud mental. (...) Uno se destruye y eso refleja la enorme desesperanza y pocas perspectivas de desarrollo personal. Es un indicador serio de cómo nuestros jóvenes están siendo afectados por la realidad del país. Eso va de la mano con la estadística que más del 60% de compatriotas se iría del Perú. Esa fantasía de querer irse refleja la sensación, la impotencia de que en este país no hay posibilidades de tener una vida medianamente digna.

Otro tema que tratarán es la identidad de género. Aquí, ahora, se está discutiendo el tema del enfoque de género. Se cuestiona este término. ¿Qué tan necesario es discutirlo?

AE: Durante años, la identidad y la política de género han sido ideas fijas y estereotipos. Lo que ahora estamos consiguiendo es mover todo y ahí es que nos damos cuenta que no solamente la mujer es femenina, sino el hombre tiene de femenino y viceversa. No es malo, al contrario, es creativo. Impulsa a compartir más rasgos entre todos.

Entonces, ¿por qué se critica tanto el término "género"?

RS: El término "género" es un concepto científico, no necesariamente ideológico. Hace referencia a una dimensión del ser humano que hace a su identidad como hombre, mujer o como las variantes que conocemos, ante las que tampoco tenemos explicaciones. Pero es una realidad que no se puede desconocer y tenemos que respetar. Lo que pasa es que lo que ahora conocemos choca con las formas como hemos creído que el mundo era.

Y, precisamente, este Congreso se llama "De-Construcciones y Transformaciones".

RS: Son dos conceptos muy especializados, pero lo que queremos transmitir es la idea de que todo en la vida está en permanente cambio, renovación, transformación. Que se construyó de una manera y que eso no necesariamente es la realidad, sino que fue construida por equis razones, pero puede llegar a un punto en que es cuestionado y deconstruido. Es decir, se incorpora nuevos elementos que te dan un nuevo concepto, incluso dentro del psicoanálisis. Podemos cuestionarnos a nosotros mismos. No podemos tratar los conceptos psicoanalíticos como si fuera una Biblia. Nada de lo humano debería ser tratado como si fuera un manual donde están todas las formas de la felicidad, del éxito, del bienestar. Eso no existe.

Desde este lunes

- El Congreso De-Construcciones y Transformaciones tendrá como sede el Centro de Convenciones Carrión y el Hotel Hilton, en Miraflores. Habrá psicoanalistas de la región, de Norteamérica y Europa como Antonino Ferro (Italia) y Bernard Golse (Francia). Inscripciones abiertas. Mayor información en www.congreso2018.fepal.org/

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO