Aliancistas pasaron la noche dentro de Matute tras toma de evangélicos[VIDEO]

A pesar de la llovizna que cubrió a la capital, hinchas blanquiazules tomaron medidas de prevención luego de que simpatizantes de la iglesia Aposento Alto ingresarán este lunes por la madrugada al estadio Alejandro Villanueva.

A pesar de la llovizna que cubrió a la capital, hinchas blanquiazules tomaron medidas de prevención luego de que simpatizantes de la iglesia Aposento Alto ingresarán este lunes por la madrugada al estadio Alejandro Villanueva.

Tras el incidente ocurrido el día de ayer en las inmediaciones del Estadio Alejandro Villanueva, cuando un grupo de integrantes de la agrupación religiosa conocida como Aposento Alto tomaron la explanada del recinto deportivo a la fuerza, algunos hinchas del club blanquiazul han querido aplicar medidas de prevención por ello decidieron pasar la noche dentro del lugar a pesar de llovizna que cubrió en horas de la madrugada a la capital limeña.

“(Estamos aquí) desde el día de ayer. Estamos haciendo todo lo posible, una sola idea con toda la gente del barrio. (Estamos pensando quedarnos) cuanto sea necesario, ya está todo organizado”, dijo uno de ellos a las cámaras de América Televisión.

En el estadio también conocido como Matute pernoctó un grupo de aproximadamnete 50 personas, ellos aseguran que por seguridad no han dormido, probablemente por el temor de una nueva incursión de los religiosos, quienes hicieron su incursión en el lugar de manera inesperada durante horas de la madrugada violentamente.

Y es que a partir de las primeras horas del día de ayer un grueso de ciudadanos evangélicos de  la iglesia Aposento Alto se hicieron presentes hasta el Alejandro Villanueva portando un característico casco amarillo y repentinamente ocuparon lo que aducían era su terreno. Ellos no solo ingresaron  con violencia sino que tuvieron actitudes de provocación a la hinchada blanquiazul cuando pintaron los muros característicos de Alianza Lima y hasta tiraron al suelo una imagen del ‘Señor de los Milagros’, uno de los santos característicos del club limeño.

Solo horas después, hasta el lugar llegó un grupo de hinchas  que intentaron retomar a la fuerza el campo y con vehemencia se enfrentaron a los religiosos en lo que parecía ser una batalla campal, la cual la policía pudo controlar aunque casi se le vade las manos pues se registraron hasta dos heridos en medio del caos.

Asimismo, más tarde más aficionados del club ‘victoriano’ acudieron al estadio para que puedan conjuntamente eliminar la pintura blanca que cubrían los muros, los cuales fueron horas antes pintados por los simpatizantes de Aposento Alto.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO