Empleada del hogar usada como testaferro denuncia amenazas [VIDEO]

Digna Atao tiene diez procesos legales, y podría ir a prisión por cederle su nombre y firma a su exempleador, César Nepo Zolla, quien la usó como testaferro.

10 Sep 2018 | 10:36 h

Digna Atao tiene diez procesos legales, y podría ir a prisión por cederle su nombre y firma a su exempleador, César Nepo Zolla, quien la usó como testaferro.

Digna Atao Navía trabajó por catorce años como empleada del hogar para César Nepo Zolla. Durante esos años, más allá de la relación laboral, la confianza los acercó de tal forma que ella se sintió como en familia, sin presagiar en las consecuencias que esto le traería.

La trabajadora del hogar, quien vive de sus 1200 soles mensuales de su sueldo, fue denunciada ante el Ministerio Público por lavado de activos, libramiento y cobro indebido por girar cheques sin fondo y por estafa agravada.

Según un reportaje del programa dominical "Cuarto Poder", la mujer declaró ante la Fiscalía que cometió un error al cederle su nombre y firma a César Nepo Zolla para que formara empresas e hiciera movimientos financieros.

Entre los problemas que giran alrededor de la trabajadora está la deuda de 180 mil dólares por cheques que giraron con su nombre, en el que indican que era una empresaria, pero que al ser consultados, no tenían fondos. 

Para el reconocimiento del delito, las víctimas de los cheques sin fondo manifestaron que hicieron tratos directos con César Napo Zolla, y que no conocían a Atao Navía, pero igual la denunciaron por estafa.

Según la investigación del Ministerio Público, Napo Zolla, junto a su esposa, tenían tarjetas de créditos a nombre de su exempleada, y que hasta viajaron junto a sus hijos por Europa. Ahora la entidad bancaria también le reclama a Digna Atao por los 900 mil soles de deuda que generó la familia para la cual trabajaba.

Ahora, para librarse del tema,César Napo manifiesta ante el Ministerio Público que Digna Atao no fue su trabajadora, y como amenaza para que no continúe con la denuncia en los medios de comunicación, le condicionaron a que acudirían a la Embajada de Canadá para informar de los procesos legales que ella posee, ya que hace algunos años, gracias a los documentos en los que figuraba como dueña de dos empresas, solicitó una visa para que su hijo estudie en ese país.

Por ahora, Digna Atao sigue trabajando como empleada del hogar para juntar el dinero suficiente que le permita defenderse en los tribunales.

Te puede interesar