Lorena Álvarez: "Lamentablemente morirán más mujeres pero esta guerra la tenemos que ganar"

Lorena Álvarez, periodista y autora de No te mato porque te quiero conversó con La República sobre su reciente libro.

Lorena Álvarez, periodista y autora de No te mato porque te quiero conversó con La República sobre su reciente libro.

Fátima Sánchez, Andrea Díaz

Lorena Álvarez es periodista, conductora y escritora de uno de los libros con más acogida en Lima. No te mato porque te quiero está basado en su experiencia personal y además es una investigación periodística sobre diferentes casos de violencia contra la mujer que han marcado al país. El libro fue presentado el sábado pasado en la Biblioteca Vargas Llosa en Arequipa.

Por el nombre de tu libro, ¿cómo explicas que en muchos casos la violencia sea una manifestación de amor?

El título es un reflejo de las frases que a lo largo de la historia hemos normalizado y considerado en algún momento hasta tiernas. "No te mato porque te quiero", "más me pegas, más te quiero", "si no eres mía, no serás de nadie", "antes muerto que verte con otro". Todas estas frases hablan de posesión. Tenemos que darnos cuenta de que el amor no tiene nada que ver con posesión, dominio, propiedad, ni objeto.

¿En qué momento sentiste que estabas siendo víctima de agresión por parte de tu pareja?

Yo me di cuenta cuando casi me ahorcan. Siendo madre, no me puedo darle el lujo de morirme, porque tengo un niño chico al cual tengo que sacar adelante. Sobreviví aquel día, pedí ayuda a mi familia para que esa persona no se me acerque más y fui a las autoridades buscando que esta persona tenga la sanción correspondiente. Fue ahí, mientras empiezo a vivir el proceso de buscar justicia en el Perú, que la idea de escribir el libro surge. No es que pasa antes. Es a partir de que vas a la comisaría, como el sistema de justicia se convierte en un agresor más que te somete a sus voluntades, tiempos y designios.

En el caso conocido de Arlette Contreras (fue grabada mientras la agredían), se ha logrado que su proceso se transfiera a Lima. ¿Qué transmite esta decisión?

Impunidad. Es lo que envalentona al agresor. Porque para que una persona sienta que puede estar en plena vía pública y agarrarte a golpes a la vista y paciencia de todos los transeúntes que están por la zona, es porque siempre se justifica la violencia. Esa violencia que puede sonar pequeña, que la justicia califica como falta o lesión leve porque no te dejó más de diez días en la clínica, es la que después acaba en muertes, en feminicidios.

¿Puede haber justicia para las mujeres cuando el machismo no solo está en la calle, sino también en ese sistema?

Insistiendo. Dándole y dándole y no dejando que el agresor gane. Hay que insistir porque es así que vamos a lograr los cambios, dentro del monstruo, no de fuera. Tenemos que meternos dentro del monstruo. ¿Arlette esta contenta? No, ella quiere su sentencia que diga Adriano Pozo culpable y eso es lo que tenemos que buscar. Y que tenga antecedentes penales y cuando se haga el registro de personas agresoras esa persona este ahí.

¿Cómo incentivar a que las mujeres opten por denunciar? 

Porque el sistema tiene que cambiar. En el libro hago propuestas que pueden ser no viables o que no sean la manera más adecuada de cambiar el sistema, pero al menos sentémonos a discutir, porque si  decimos que acá no se puede hacer nada apagamos la luz y nos sentamos a llorar. No podemos renunciar. La guerra la tenemos que ganar, perderemos un montón de batallas, lamentablemente van a morir mujeres todavía. El futuro que yo quiero dejar a mis hijos es un futuro mejor donde haya una administración de justicia eficiente. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO