Estudio revela por qué los mosquitos te siguen y te pican

Según un estudio de Japón, los mosquitos sienten atracción por un determinado tipo de sangre. Averigua cuál es. 

Según un estudio de Japón, los mosquitos sienten atracción por un determinado tipo de sangre. Averigua cuál es. 

Si los mosquitos siempre te siguen y te pican, ya sea en tu casa o en algún lugar público, no estás paranoico. Según el estudio del Instituto de Tecnología de Control de Plagas en Yachiyo, en Japón, los insectos tienden por picar a las personas de determinado tipo de sangre.

¿Qué tipo de sangre atrae a los mosquitos?

Según el estudio mencionado, los mosquitos se sienten atraídos por las personas con sangre tipo O. Si bien es cierto, hasta el momento no se ha podido aclarar porque este tipo de sangre resulta atraído por los insectos, se presumen que sería por la cantidad de sacáridos (azúcares) eliminados por la piel.

Asimismo, los expertos descubrieron que el 85% de las personas secretan una sustancia química a través de la piel, la cual dejaría al descubierto que tipo de sangre tienen, sin embargo un 15% no realizaría ninguna señal.

Ante estos resultados, los científicos llegaron a la conclusión que los insectos también se sienten atraídos por las personas que secretan la sustancia a través de su piel. Es decir, que solo una minoría está salvo de ellos.

Consejos para ahuyentar a los mosquitos

Si eres una de las personas que atrae a los mosquitos, ten en cuenta estos consejos.

– Puedes preparar lociones repelentes con la base de aceites esenciales de citronella, menta o extracto de vainilla.

– Procura lavar constantemente los platos del fregadero, y tapa el basurero; de ese modo, no sólo se evitará atraer insectos como las cucarachas y moscas, sino también se mantendrá la casa limpia y ordenada.

–  Mantén la casa oscurecida en épocas de calor, ya que las moscas no suelen estar en la oscuridad.

– Coloca barreras físicas como una tela mosquitera.

– Utiliza un ambientador antimoscas, al tomar un frasco pequeño con una tela de algodón o gasa en su interior; después, añade una taza de agua y 20 gotas de los aceites esenciales anteriormente mencionados. Tapa el contenedor y deja reposar durante un día. Cuando pierda el aroma, rellénala con la misma mezcla.

Te puede interesar