Mafia de Cusco que habría traficado con examen de admisión de Unsaac fue descubierta

La República
19 Aug. 2018 | 18:19h

OPERATIVO. Tres sujetos fueron sorprendidos en interior de hospedaje de Cusco por la Policía. Tenían diversos equipos de comunicación para enviar las respuestas a los postulantes

Una mafia dedicada a traficar con los exámenes de admisión de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac) fue puesta al descubierto.

El domingo al promediar las 10.00 horas, un equipo de agentes policiales irrumpieron en el hospedaje “Los Andenes”, ubicado a pocos metros de la sede universitaria, y sorprendieron a Carlos Daniel Ticona Rivera (23), Jhonny Ventura Mamani (31) y Gustavo Zúñiga Cjuno (31).

PUEDES VER: Maestros rechazan aumento ofrecido por el Gobierno

Los sujetos en las habitaciones 502, 503 y 305 desarrollaban el examen de admisión 2018-II y aparentemente enviaban las respuestas a través de equipos de comunicación a un grupo de postulantes que rendían la evaluación.

En los cuartos se hallaron radiotransmisores con antenas dirigidas a la Unsaac, cuatro laptops, routers, nueve celulares, memorias externas, cargadores solares y diversos equipos de comunicación y dispositivos. Tenían además una lista de 15 postulantes a las facultades de Ingeniería Civil, Geológica, Sistemas, Minas y Eléctrica. Encontraron también exámenes de admisión del anterior proceso (2018-1) y hasta un arma de fogueo.

A quince minutos de concluir el examen, la policía ingresó a la Unsaac e intervino a los 15 postulantes de la lista. Tenían dispositivos y celulares. Hasta cierre de edición, ellos permanecían en la comisaría Tahuantinsuyo a la espera de las disposiciones de la Fiscalía

Pedían dinero para aprobar

Personal de la comisaría de Tahuantinsuyo informó que hay indicios que los tres sujetos detenidos, a través de los sistemas de comunicación, enviaban respuestas a los postulantes a la Unsaac, quienes tenían dispositivos que se colocaban en el oído para no despertar sospechas. 

Los postulantes, la mayoría a Ingenierías, previamente eran contactados por los traficantes, quienes les exigían dinero para hacerlos aprobar la prueba.