Criminales apagaron una vida dedicada a los pueblos nativos

Bagua. Carlos Riudavets, misionero español que llegó hace 38 años al Perú como parte de su labor pastoral, fue asesinado en el colegio que ayudó a forjar para beneficiar a los hijos de las comunidades nativas de Amazonas.

11 Ago 2018 | 7:30 h

Bagua. Carlos Riudavets, misionero español que llegó hace 38 años al Perú como parte de su labor pastoral, fue asesinado en el colegio que ayudó a forjar para beneficiar a los hijos de las comunidades nativas de Amazonas.

El sacerdote jesuita Carlos Riudavets Montes (73), educador muy querido en la comunidad de Yamakai-éntsa donde cumplió 38 años de servicio pastoral, fue hallado ayer sin vida. El hecho ha conmocionado a la población de Amazonas.

Fue encontrado en el comedor del Colegio Fe y Alegría N°55, Valentín Salegui, ubicado en el centro poblado de Imacita, distrito de Chiriaco, provincia de Bagua. Tenía señales de tortura.

PUEDES VER Bagua: Fe y Alegría se pronuncia sobre sacerdote hallado muerto dentro de aula de colegio [VIDEO]

El cadáver del religioso, quien se desempeñaba como promotor del centro educativo de nivel secundario, fue descubierto por Mónica Anduash Kiankia (64), cocinera de la institución. Tenía las manos y pies atados hacia atrás, con una soguilla.

"Tenía la cabeza cubierta con una tela de color verde", señaló la afligida trabajadora a un efectivo de la comisaría rural de Imacita.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el clérigo se quedó a pernoctar solo en su residencia, donde habría sido sorprendido durante la noche por al menos dos personas quienes le propinaron golpes en la cabeza y las extremidades antes de maniatarlo y darle muerte.

Para la Policía a cargo del caso, la persona que atacó al jesuita no solo conocía el lugar, al cual solo se llega a través de un bote cuando la corriente es fuerte, sino que además sabía que este se encontraba solo, pues no se esperaba la llegada de los alumnos hasta el lunes próximo.

Hasta el lugar llegó Carlos Alberto Rioja, titular de la Fiscalía Provincial Mixta de Imacita, quien asumió la competencia de las investigaciones junto a peritos de Criminalística y Homicidios.

Rechazan violencia

A través de comunicados, la Conferencia Episcopal lamentó el hecho y la Compañía de Jesús expresó su rechazo por el violento crimen perpetrado contra el sacerdote e instó a las autoridades a esclarecer las circunstancias en que se produjo su muerte.

Víctor Hugo Miranda SJ, vocero de esta institución religiosa, señaló que no han tenido conocimiento de que se haya producido la sustracción de equipos y/o herramientas durante el crimen del jesuita Carlos Riudavets, quien pasó más de la mitad de su vida al servicio de las comunidades Awajún y Wampis, adyacentes a la zona conocida como la tierra de los cinco ríos.

"Durante la temporada de clases, el colegio se convierte en un internado, pues los estudiantes viven en ese lugar de lunes a viernes y los fines de semana. Los que viven en zonas cercanas pueden retornar con sus familias", explicó el religioso.

Por su parte, el obispo del Vicariato de Jaén, Monseñor Alfredo Vizcarra Mori, quien se encontraba de visita en la zona del río Cenepa, se mostró consternado por el homicidio del misionero jesuita y viajó hasta el lugar para colaborar con las autoridades.

Sospechan de alumno

Por la violencia ejecutada y al descartarse el robo como móvil, la Policía sospecha que el sacerdote habría sido atacado a modo de venganza por un alumno con el que sostuvo un altercado el año pasado.

La Policía llegó a esta hipótesis tras entrevistarse con algunos profesores quienes recordaron que el sacerdote fue amenazado e incluso se salvó de ser atacado por un alumno de nombre "Lino", cuyo paradero al cierre de esta edición era incierto, confirmaron las autoridades locales.

"El sacerdote le prohibió a este alumno quedarse en el colegio que funciona como un internado. Investigamos ese hecho de manera reservada para conocer los pormenores", señaló un efectivo policial.

Tras tomar conocimiento del crimen, agentes de Investigación Criminal de Utcubamba y de la Región Policial Amazonas realizan operativos en terminales portuarios y carreteras de penetración a Bagua.

Alumnado

- Cerca de mil adolescentes que viven en localidades adyacentes a los ríos Chiriaco, Cenepa, Nieva, Santiago y Marañón estudian en el colegio Fe y Alegría N° 55 que este año cumplió 50 años.

Infografía

 

 

Te puede interesar