Trabajadores se encadenan en fábrica de Tumán en protesta

Facción de trabajadores se declaró en desobediencia civil para rechazar administración vinculada a Oviedo. Dirigente ligado a esta administración los criticó.

Facción de trabajadores se declaró en desobediencia civil para rechazar administración vinculada a Oviedo. Dirigente ligado a esta administración los criticó.

Redacción Chiclayo

Cientos de trabajadores de la Empresa Agroindustrial Tumán (EAT) se declararon en desobediencia civil luego que la empresa Coali SAC –vinculada al Grupo Oviedo– reasumiera la administración judicial del ingenio azucarero.

Durante la mañana de ayer, los trabajadores se encadenaron en los exteriores de la fábrica para expresar su rechazo a la actual directiva. Asimismo, durante otro momento de la protesta, quemaron una llanta frente a dichas instalaciones. 

Al respecto el recientemente nombrado por los trabajadores como apoderado común en el proceso que se sigue en el Primer Juzgado Civil de Chiclayo, Alejandro Zevallos Gonzales, sostuvo que cerca de 2300 trabajadores de la EAT no acatarán el mandato de los actuales administradores judiciales –lo que llaman desobediencia civil–, porque 1) dicha directiva habría incumplido con el pago de sus remuneraciones que superaría los S/20 millones; y 2) aducen que la deuda de la EAT a Coali SAC (casi S/12 millones) ya habría sido cancelada.

“Los trabajadores solo han recibido adelantos y eso no es lo correcto, no lo consideramos como remuneraciones. (...) Como partes en este proceso vamos a observar el informe pericial que tiene el Primer Juzgado Civil de Chiclayo”, agregó el dirigente.

Por otro lado, Zevallos pidió la reactivación de una mesa de diálogo en el distrito azucarero donde intervenga la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Por otro lado el dirigente de los trabajadores de la EAT ligados al Grupo Oviedo, Demetrio Ruiz, recordó que los actuales líderes de la lucha contra este grupo empresarial han estado involucrados en hechos de fraude en perjuicio de la azucarera. Tras tildar de “delincuentes” a Marcelino Llontop, Leoncio Egúsquiza y Alejandro Zevallos, el dirigente ha referido que informará de esta situación al Congreso de la República.

Para Ruiz estas irregularidades cometidas por las tres personas justificarían “su desesperación” por no permitir el reingreso del inversionista Oviedo a la empresa Tumán. “Durante los nueve años que estuvieron (Segundo Ordinola) hubo siembra”, refirió el dirigente. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO