Pescadores atraviesan grave crisis por ausencia de especies y lenta reconstrucción

Jhony Elias
26 07 2018 | 14:49h

Crítico. Más de 10 mil pescadores de Paita se ven perjudicados por la migración de especies tras el fenómeno de El Niño costero. Flotas de pota y perico buscan formalizarse para obtener mejores precios y afrontar crisis.

En Piura, el segundo puerto más importante del país atraviesa uno de sus años más difíciles, debido a los estragos de El Niño costero, que no solo ha ocasionado la crisis en el sector pesquero debido a la ausencia de especies en el mar, sino también la pérdida de carreteras e infraestructura vial que hoy pasa la factura a la ciudad del pescador. 

La República realizó un recorrido por los tres desembarcaderos pesqueros artesanales, los cuales lucían desolados, sin la actividad pesquera recurrente. Solo una embarcación descargaba su pesca de pota, el recurso de temporada. Mientras que estibadores, choferes y vendedores de hielo se paseaban sin lograr concretar negocios.

PUEDES VER Comuna de Paita necesita más de S/ 39 millones para ejecutar nueve proyectos

La ausencia de esta especie hace difícil la situación para las embarcaciones poteras, quienes solo logran pescar dos toneladas de este recurso cuya cantidad nada más les sirve para recuperar su inversión en la embarcación y pagar a su tripulación. 

“Tenemos embarcaciones de hasta 15 toneladas que regresan vacías por el mal tiempo, lo cual solo nos sirve para recuperar los gastos operativos, que por salida de un embarcación pueden significar una inversión de hasta 10 mil soles”, señaló el armador pesquero David San Martín.

Lo preocupante, contó el pescador, es que la tripulación no solo debe lidiar con el mal tiempo, sino con las intervenciones de la Capitanía que les decomisa parte su flota, porque las embarcaciones solo cuentan con permisos antiguos debido a la falta de formalización en el sector.

Formalización

Por ello, estas últimas semanas 12 Ospas (Organizaciones Pesqueras Artesanales) que agremian a 953 embarcaciones del mar norteño (Paita, Sechura, La Islilla y Talara) emprendieron medidas radicales para exigir al gobierno regional la formalización de sus flotas con la finalidad de obtener mejores precios y ordenar el sector.

Al respecto, el gobierno regional aprobó la ordenanza que declara de interés regional la pesca artesanal de los recursos de pota y perico, que plantea a la Dirección Regional de Producción –a solicitud de los armadores– otorgar permisos de pesca sobre la existencia de las embarcaciones comprendidas en el listado realizado en octubre de 2017.

En tal sentido, los permisos de pesca definitivos contemplan embarcaciones pesqueras artesanales que se dedican a la extracción de recursos hidrobiológicos de pota y perico, con medidas de 32.6 metros cúbicos de capacidad de bodega, y 15 metros de eslora. 

Se establece, además, que el plazo máximo para solicitar la tramitación de la matrícula ante la Dirección General de Capitanías y Guardacostas es de 45 días calendario.

Reconstrucción

Para el alcalde de Paita, Raymundo Dioses, este es sin duda un paso importante para el sector pesquero, que les permitirá a los pescadores obtener mejores precios por parte de las empresas poteras, de ese modo lograr recuperarse de la crisis debido a las malas condiciones climáticas.

“Paita es puerto y se mueve por sus recursos pesqueros, al no haber producto tampoco hay trabajo en las industrias y eso es preocupante. A esto se suman las destrucciones de la infraestructura de la bahía. Por eso seguimos insistiendo en la reconstrucción”, precisó el burgomaestre.

 Para recuperar la ciudad, explicó la autoridad edil, se estimó un presupuesto de 200 millones de soles, de los cuales solo se recibieron tres millones para dos obras, lo cual no ha generado gran impacto. Esta situación, sumada a la falta de trabajo, complica la recaudación en las arcas de la comuna que ha decaído en un 40%. 

Merluza migró del mar de Paita hacia zonas alejadas por FEN

El presidente del Sindicato de Pescadores de Paita, Arístides Chulle Purizaca, lamentó la situación del sector, aunque confía en que los próximos meses las especies migren al mar de Paita y mejore la economía. Son más de 10 mil pescadores, de los cuales el 70% del sector se dedica a la pesca del consumo humano.

Explicó que esta situación responde a las corrientes que dejó el Fenómeno de El Niño (FEN), lo cual ahuyentó a las especies, y por ahora los hombres de mar buscan estabilizar su economía en la merluza, que al igual que la pota también se ha ausentado.

“Las embarcaciones ingresan cada dos días. Antes la merluza se pescaba a diario, esta especie es de agua caliente, pero en Piura la temperatura está fría, por eso migran a Tumbes y nosotros debemos llegar allá para poder salvar la faena”, comentó.

Video recomendado