Denuncian a presidenta de fiscales de Arequipa

La Republica

En la mira. Sindicato del Ministerio Público de Arequipa sostienen que cometió inconducta funcional y presunto peculado. Sobre las acusaciones, la magistrada Miriam Herrera se defendió y señaló que hay intereses internos para desprestigiar su gestión.

El cuestionamiento al sistema de justicia  no solo está concentrado en Lima, también se  ha descentralizado. En Arequipa, la presidenta de la Junta de Fiscales, Miriam Herrera Velarde, fue denunciada ante la Fiscalía Suprema de Control Interno y el magullado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). La denuncia fue formulada por el Sindicato Mixto de Trabajadores del Ministerio Público de Arequipa.

El escrito  ingresó en mayo, pero curiosamente no avanzó mucho, pese a que involucra a empresas que tuvieron investigaciones, un caso de supuesto nepotismo y también la ruptura adrede de las normas internas del Ministerio Público para asistir a un festejo.

PUEDES VER: Municipio de Arequipa no liquidó S/ 80 millones en obras ejecutadas

Para aclarar estos cuestionamientos, Herrera Velarde atendió a La República en su despacho, escoltada por su personal de confianza. Estos no solo le ayudaron a responder, sino también contradijeron la  versión oficial.

Siempre bellas

El primer caso por el que se cuestiona a Herrera Velarde es por los festejos del Día de la Mujer el pasado 8 de marzo. Esa mañana, según la denuncia, la Fiscalía movilizó a las trabajadoras, incluidas fiscales, desde las diez de la mañana, hasta el local incautado a Andrea Tapia Velásquez 'Tía Pocha', acusada por el delito de lavado de activos.

Para llegar, usaron dos buses prestados por el Gobierno Regional de Arequipa y, además, llevaron asientos del auditorio de la fiscalía, faltando al reglamento interno que prohíbe ausentarse del centro de labor.

Herrera Velarde justificó esto señalando que las trabajadoras tuvieron permiso, pero desde la una de la tarde, y porque fue un foro para el empoderamiento de la mujer. "Al Ministerio Público no le ha costado nada. Todo ha salido de aquí (mostró su cartera) y del bolsillo de la gerenta del Ministerio Público (Boni Alarcón)", dijo.

Sin embargo, Isabel Mendoza, subgerenta de Administración y Finanzas, contradijo a la letrada. Indicó que el pintado de uñas lo pagó Herrera, pero los masajes fueron cortesía de Rímac Seguros, las clases de maquillaje de Clínica Montalvo, y la comida sí la puso Alarcón. Además de esto, las clases de karate fueron cortesía del 'sobrino' de Herrera, Michael Ramírez.

A pesar de eso, estas actividades distan mucho de servir para el empoderamiento de las mujeres. "Quería que se vean hermosas. Que se miren al espejo y digan, pucha, soy una mujer hermosa y poderosa. ¿A quién le perjudicó eso?", aseveró la presidenta de la Junta de Fiscales.

Donaciones peligrosas

También, el 26 de febrero, la fiscalía recibió donaciones de minera Cerro Verde y del Terminal Internacional del Sur (Tisur). De la primera, recibió mobiliario como sillas y mesas, mientras que, de la empresa portuaria, 100 anaqueles para acumular los archivos.

Herrera aseguró que no hay ningún conflicto de intereses en los pedidos. "Empresas que daban servicios a Cerro Verde tenían investigaciones por la muerte de trabajadores, pero ya se archivaron. De Tisur no tenemos nada, ni a favor ni en contra", manifestó.

Alegó que los pedidos los hicieron porque el Gobierno no les da presupuesto. Además, aseveró que habrían intereses de otras personas para perjudicar su gestión

Continuara...