UNCP: Consejo Universitario destituye a docente acusado de violencia sexual

La República
09 Jul 2018 | 22:50 h

Se trata del docente de la facultad de Antropología, Arturo Mallma Cortez, quien en noviembre de 2017 se habría aprovechado de una de sus alumnas desaprobada en el curso de Arqueología. La Víctima pide que la Fiscalía continúe investigando su caso, porque existe un pedido de archivamiento por falta de pruebas.

La decisión fue unánime. El pleno del Consejo Universitario de la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) destituyó al docente de la facultad de Antropología, Arturo Mallma Cortez, por tocamientos indebidos a una de sus alumnas, a quien, según el abogado de la víctima, Orlando Cervantes, habría intentado abusar sexualmente luego de una reunión en la cual hubo bebidas alcohólicas mezcladas con gaseosa.

Los hechos se remontan al 17 de noviembre de 2017, día en que los alumnos del cuarto semestre de Antropología, salieron con Mallma a un trabajo de campo en los restos arqueológicos de Tunamarca, en Jauja.

PUEDES VER Trabajadores universitarios acatan paro con féretro de colega fallecido

"Nunca había cruzado palabra con él, pero justo ese día (el profesor) empieza a hacerme el habla, a preguntarme por mí y mi hermanito. Lo único que hice fue pasar al fondo (de la minivan) para no tener comunicación, porque nunca me inspiró confianza", relata la víctima, cuyo pedido es que se guarde en reserva su identidad.

Al regreso, ella se fue a su casa, en San Jerónimo de Tunán, pero recibió las insistentes llamadas del asistente del docente universitario, Luis Alcides Vega Rudas, quien se encontraba con otras cuatro personas en el Museo antroplógico, ubicado en en local antiguo de la UNCP, en el centro de Huancayo, bebiendo con Mallma.

La víctima estaba desaprobada en el curso de Arqueología y ese fue el principal argumento de Vega Rudas para que ella accediera a unirse al grupo. Cuando llegó, los demás facilitaron para que tomase asiento al costado de Mallma. Había un vaso servido. Bebió un poco. Se sintió mal. Se fue al baño. Luego fueron a otro lugar a seguir bebiendo.

"Terminé en un hospedaje, pero (el docente) no se quedó satisfecho: en la misma universidad, en la biblioteca donde tiene su oficina, me encerraba en su oficina", relata la víctima. 

La decisión de la UNCP, de separar al docente Arturo Mallma, es una sanción administrativa. La investigación penal está en manos de la Fiscalía, pero la familia de la víctima denuncia que el proceso fiscal pueder ser archivado por falta de pruebas. Por eso está solicitando el cambio de fiscal para que le de una nueva valoración a las pruebas presentadas por la víctima.

Video Recomendado