Fujimoristas quieren una ley para reescribir historia

La República
h
Educación de adolescentes en debate (II)

Polémicos proyectos de ley. Fuerza Popular y el Apra han elaborado 3 propuestas para incluir temas referidos al terrorismo y al rol de las FFAA en el currículo. El 2017, el exviceministro Guillermo Molinari dijo que estaban revisando textos escolares. También se realizó una mesa de trabajo en la que participaron exmilitares.

Mientras que el ministro de Educación, Daniel Alfaro, asegura que los textos escolares con polémico contenido sobre la época del terrorismo no son las versiones finales y aún están en revisión, el Congreso de la República está a punto de convertir en ley una serie de proyectos que plantean incorporar en el currículo escolar información referida a este mismo periodo y a los "logros" de la pacificación nacional a cargo de organizaciones como las Fuerzas Armadas. El dictamen ya está listo para su debate y votación en el Pleno.

Se trata de tres proyectos de ley impulsados por los congresistas fujimoristas Paloma Noceda y Marco Miyashiro, así como por el aprista Javier Velásquez Quesquén. El análisis del dictamen, aprobado en diciembre pasado, advierte la necesidad de "corregir los errores, sesgos y omisiones en los textos escolares actuales".

PUEDES VER Critican que fujimorismo quiera reescribir la historia

A esta conclusión se llegó luego de que en noviembre del 2017, la comisión de Educación, Juventud y Deporte organizara una mesa de trabajo para abordar la enseñanza de terrorismo en las escuelas y en textos escolares de quinto de secundaria.

Al encuentro asistieron protagonistas del periodo en cuestión como el excanciller Francisco Tudela, el exvicepresidente Luis Giampietri y el exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Jorge Montoya. También el historiador Hugo Neira, el especialista en seguridad Pedro Yaranga así como miembros de la Defensoría del Pueblo, del Consejo Nacional de Educación (CNE).

Tudela y Giampietri, exrehenes de la toma de la embajada de Japón por miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), insistieron en que los textos escolares no son pluralistas y que constituyen documentos ideologizados. "Las fuentes usadas son sesgadas de los que buscan una justificación a esa etapa de violencia", indicó Tudela, según registros de la reunión.

Peligrosa cercanía

Pero no solo estuvieron ellos. También participó el exviceministro de Gestión Pedagógica Guillermo Molinari, quien había sido designado por el exministro Idel Vexler.

Molinari apenas una semana atrás, a fines de octubre del 2017, había informado, también ante la comisión de Educación, que los contenidos del Currículo Escolar para diversas áreas –incluida Desarrollo Personal, Ciudadanía y Cívica– estaban siendo revisados "para darle más énfasis al conocimiento del periodo de violencia terrorista entre 1980 y 2000".

Precisamente, a este último curso pertenece el material que el Minedu puso a discusión entre congresistas, exintegrantes de las Fuerzas Armadas, exfuncionarios fujimoristas y especialistas en mayo pasado. Dichos textos omiten los crímenes cometidos por miembros de las FF.AA. (matanzas de Barrios Altos y La Cantuta), así como definiciones reconocidas por el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), según el portal periodístico Ojo Público.

La presidenta de la comisión de Educación, Paloma Noceda, informó a La República que en esta reunión de noviembre del 2017 se hallaron las omisiones y grandes sesgos de los textos escolares. "Buscamos ser objetivos y que los jóvenes sepan la historia del terrorismo. El logro de la comisión fue señalarle eso al Minedu. Esto solo se enseñaba en quinto de secundaria con un capítulo pequeño. Lo que hemos conseguido al fiscalizar y hacer trabajo de control político es que el Minedu tome cartas en el asunto y proponga información a partir de sexto de primaria", manifestó en su último diálogo con este Diario.

Intereses de por medio

Los proyectos de Paloma Noceda, Marco Miyashiro y Javier Velásquez Quesquén, aprobados por la comisión de Educación y que ya están para discutirse en el Pleno, han sido agrupados en la ley "que declara de interés nacional la enseñanza de la lucha contra el terrorismo y del proceso de la pacificación nacional en todas las etapas y formas del sistema educativo".

El primero plantea declarar de interés nacional la incorporación de contenidos curriculares referidos al terrorismo. En la exposición de motivos se hace referencia a la necesidad de promover políticas educativas que reconozcan a "todos los autores y partícipes sin someterlos a juicios ni sesgos políticos". "La mayoría de los textos han olvidado mencionar a todos los actores del proceso de pacificación, asumiendo una única posición frente a este logro que nació también a partir de una decisión política (gobierno de Alberto Fujimori)", se señala.

Al respecto, Noceda dice que su propuesta solo es declarativa. "El Minedu será el ente rector. No le voy a decir qué contar. El proyecto es para que se refuerce el tema".

El proyecto de Miyashiro, exintegrante del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), plantea declarar de interés nacional la incorporación de Historia del Perú en secundaria, así como contenidos sobre terrorismo. En tanto, Velásquez Quesquén propone incluir en el currículo el valor histórico de la lucha contra el terrorismo y el logro de la pacificación nacional a cargo de las FFAA, Policía, Comités de Autodefensa y sociedad civil organizada.

No es para congresistas

Para el historiador y miembro del Consejo Nacional de Educación (CNE), Manuel Burga, este tipo de iniciativas pretenden reivindicar el rol del fujimorismo". "Los congresistas no pueden legislar sobre mensajes educativos. No es su especialidad. Se debe buscar formar ciudadanos con memoria limpia que entiendan el pasado y se proyecten hacia el futuro, sin resentimientos", aseveró.

Según el especialista, la incursión política en mensajes escolares también se vivió el 2006 (gobierno de Alan García) a través de su ministra Mercedes Cabanillas. "Lo que ahora vemos no es una disputa por acercarse a la historia verdadera sino una para que el grupo político más fuerte del Congreso ponga su versión de lo verdadero", sostiene.

En ese sentido, destaca que la difícil tarea de elaborar los contenidos de textos educativos les corresponde a educadores, historiadores y otros especialistas. " Últimamente el Apra y el fujimorismo han optado por una lectura particular de la historia", considera. Así, mientras el Minedu evalúa los contenidos sobre esta etapa de la historia, el Pleno amenaza con imponer su postura a través de una ley.

Presión política

- Para la congresista de Nuevo Perú Indira Huilca, quien asistió a las reuniones convocadas por el Minedu en mayo, el sector ha cedido a la presión fujimorista. Por esto esperan reunirse con el premier César Villanueva.

gg