Minsa: seis recomendaciones para prevenir la neumonía y la influenza

Milagros Berrios
12 Jun 2018 | 1:47 h

Las siguientes acciones protegerán a los niños menores de 5 años.

En plena temporada de bajas temperaturas, el Ministerio de Salud (Minsa) recomienda seis acciones para evitar que la influenza, la neumonía y otras Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) afecten a los niños menores de 5 años.

Entre las acciones están la lactancia materna, la alimentación saludable, la aplicación de las vacunas de acuerdo a su edad, el Control de Crecimiento y Desarrollo (CRED) de niño sano, el lavado de manos y el abrigo adecuado. 

La lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta los 6 meses del niño es fundamental para su crecimiento y desarrollo. La leche materna brinda a los niños los mecanismos de defensa para protegerlos de todas las enfermedades.

PUEDES VER Influenza estacional: ¿quiénes deben vacunarse contra esta enfermedad?

Desde los seis meses, se debe complementar con alimentos saludables compuestos por carbohidratos (papa, arroz, camote, arveja, entre otros), frutas y verduras que proveen vitaminas y minerales, y hierro de origen animal como la sangrecita, bazo, hígado que proveen proteínas y contribuyen a la prevención de la anemia y desnutrición crónica infantil.

Las vacunas también son importantes. La Pentavalente que previene la difteria, tos convulsiva, tétanos, hepatitis B y Haemophilus Influenza tipo B, la cual se administra en tres dosis (a los 2, 4 y 6 meses de edad); la vacuna antineumocócica que protege de enfermedades bacterianas como neumonía, meningitis, sepsis y otitis media (se aplica en tres dosis a los 2, 4 y 12 meses de edad); y la vacuna contra la influenza que se aplica en dos dosis al menor de 1 año (la primera a los siete meses y la segunda a los ocho meses) y una dosis a los niños de 1 a 4 años. Estas tres vacunas fortalecen la salud del niño.

El Minsa también recomienda llevar los niños a sus controles CRED todos los meses para evaluar el peso, la talla y el aprendizaje. Esto permitirá al personal de salud alertar a los padres sobre cualquier situación que afecte al menor.

El lavado de manos con agua y jabón de manera constante disminuye la posibilidad de ocurrencia de Iras y neumonías, esto favorece la salud de los niños y de la familia en general. Si en casa algún familiar se enferma, es mejor que se mantenga alejado del niño y demás personas para evitar contagiarlos.

Por último, es fundamental el abrigo adecuado para proteger a los niños de las bajas temperaturas. El abrigo adecuado permite mantener el calor corporal lo que favorece el cuidado de la salud respiratoria especialmente en los meses más fríos del año.

Video Recomendado

Lazy loaded component