Fiscalía Suprema de Control Interno llama la atención a fiscal superior de Tacna

La República
23 05 2018 | 22:40h

Declararon infundada queja pero fiscal no debió resolver proceso. Fiscalía Suprema sostuvo en su análisis del caso que Ponce Begazo sí tenía impedimento para actuar sobre la denuncia contra Jiménez

La Fiscalía Suprema de Control Interno, en la resolución Nº704-2018 de fecha 25 de abril, declaró infundada la queja presentada en 2016 por el ciudadano Eduardo Miranda Bravo contra el fiscal de la Segunda Fiscalía Superior de Tacna, Óscar Ponce Begazo.

Miranda acusaba al fiscal de archivar un caso en contra del gobernador regional Omar Jiménez. Se le acusaba de haber procedido de esa manera porque existía entre la autoridad y el hijo del fiscal, el abogado Alfredo Ponce López, una relación laboral.

PUEDES VER: Tacna: Abren proceso contra fiscal Ponce por no inhibirse en caso de peculado de Región

Si bien se declaró infundada la queja, la Fiscalía Suprema sostuvo en su análisis del caso que Ponce Begazo sí tenía impedimento para actuar sobre la denuncia contra Jiménez, pues su hijo Alfredo es procurador Ad Hoc del gobierno regional. Por lo tanto, resuelve llamar la atención por única vez al fiscal para que en el futuro se tomen las medidas para prevenir una situación similar.

CASO

En octubre de 2015 se hallaron pinturas y herramientas del gobierno regional en un supuesto local de campaña política. Miranda denunció el caso ante la Procuraduría Pública Anticorrupción y acusó al gobernador y a su gerenta general Sheillah Miñano de peculado. El caso fue archivado en primera instancia en la Fiscalía y ante una apelación de la Procuraduría, Ponce Begazo dispuso en 2016 no a lugar ese recurso, archivándose otra vez. 

Para la Fiscalía Suprema, en la queja de Miranda contra Ponce no se presentaron pruebas que demostraran que su hijo Alfredo Ponce influyó desde su cargo como procurador Ad Hoc en la decisión de su padre de declarar infundado el recurso de la Procuraduría.

Video Recomendado