Sociedad

Familias piden intensificar búsqueda de los ocho pescadores desaparecidos en Coishco

La Republica

Tripulantes de la embarcación María Esperanza II siguen desaparecidos tras choque con otra nave. Entre las víctimas figura un venezolano, quien deja cuatro hijos huérfanos

Los familiares de los ocho pescadores de la embarcación María Esperanza II, quienes se encuentran desaparecidos en el mar del distrito de Coishco (región Áncash), llegaron muy temprano a la Capitanía de Puerto de Chimbote para pedir a las autoridades marítimas que intensifiquen la búsqueda de sus seres queridos.

Entre lágrimas, rogaron al capitán de Puerto, Carlos Díaz Honores, que aceleren la búsqueda de sus familiares debido a que el miércoles -cuando ocurrió la tragedia- solo se realizó una exploración por la superficie del mar.

PUEDES VER Ocho pescadores desaparecen en el mar tras violenta colisión de dos embarcaciones [VIDEO]

“Mi hijo Walter Wilson Ipanaqué Sánchez está desaparecido, queremos que rescaten su cuerpo. Como madre estoy destrozada, él siempre fue un buen hijo, cada vez que iba a salir a pescar me pedía su bendición. El viernes vino a despedirse, me dijo mamita ya regreso”, pronunció llorando doña María Sánchez Chonpén.

Walter Ipanaqué tenía 30 años cuando desapareció en el mar, él deja una esposa y dos hijos menores. El hombre de mar era una persona muy querida en la Caleta Santa Rosa de la ciudad de Chiclayo (región Lambayeque).

“Ruego a Dios que aparezca el cuerpo de mi esposo Walter Ipanaqué, mis hijos preguntan por su papá y no sé qué voy a decirles, es mucho el dolor que siento”, declaró Yesenia Yenque.

Maribel Bermúdez contó bastante que su esposo Santiago Díaz Huamanchumo se embarcó a último momento porque uno de los tripulantes de la nave María Esperanza II no iba a salir a pescar.

“Santiago no figuraba en la lista, pero por cubrir a un tripulante lo llamaron a último momento, es doloroso perder a un esposo, al padre de mi hija, por eso suplicamos a la Capitanía de Puerto que no cese la búsqueda de los cuerpos”, indicó.

El venezolano Jesús Salvador Villegas Abreu tampoco estaba en la lista, él también reemplazó a otro tripulante que faltó. Su cuñado Cleyder Maldonado contó que la víctima deja en la orfandad a cuatro hijos.

“Hoy le avisé a mi hermana que Jesús Salvador había desaparecido en el naufragio de una embarcación pesquera, ella empezó a llorar, es que ahora tengo cuatro sobrinos huérfanos. Mi cuñado llegó a Perú hace tres meses para trabajar y enviar dinero a Venezuela para el sustento de su familia, es terrible lo que ha pasado”, manifestó.

Los familiares contaron que la última vez que vieron a sus seres queridos fue el viernes pasado cuando se despidieron. Pese al dolor que sienten por la tragedia demandaron a las autoridades que investiguen y determinan las causas del siniestro para que los deudos no queden en el desamparo.

Cabe indicar que ocho pescadores de Chiclayo, en su mayoría familiares, se encuentran desaparecidos y otros cuatro fueron rescatados tras la colisión de las embarcaciones María Esperanza II y Malena frente a las costas del distrito de Coishco y a cinco millas del puerto de Chimbote.

Los desaparecidos fueron identificados como Óscar Quicio Castro, el patrón de nave, y los tripulantes Walter Wilson Ipanaqué Sánchez, Elisbán Zeña Urcia, Wilmer Effio Effio, Santiago Díaz Huamanchumo, Dan Kalet Oscar Quicio Zeña, Jesús Salvador Villegas Abreu y Carlos Esqueche Carrasco.

Los seis buzos de la Marina de Guerra del Perú recién esta tarde podrán ingresar al mar a la búsqueda de los cuerpos debido a que ayer no tuvieron completo sus equipos.