Vraem: cambió de apariencia para evadir a la justicia pero fue capturado

Al descubierto. Jordi Vila León, de 23 años, era uno de los más buscados por el delito de trata de personas y tráfico de drogas. Cayó dentro de una discoteca.

Al descubierto. Jordi Vila León, de 23 años, era uno de los más buscados por el delito de trata de personas y tráfico de drogas. Cayó dentro de una discoteca.

Su plan parecía funcionar a la perfección en el valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). Nadie en la localidad sospechaba que 'Leidy' era en realidad un requisitoriado que trataba de ocultar su identidad para evadir la justicia.

La vanidad traicionó a Jordi Keiter Vila León, de 23 años. Tras subir varias fotos a las redes sociales, un amigo lo reconoció y lo denunció a las autoridades, quienes lo buscaban por el delito de trata de personas y tráfico de drogas.

Este joven nació en 1994, en el distrito de Santa Rosa, provincia ayacuchana de La Mar y a sus 18 años fue detenido con Karla Bolívar Mañuico, de 24 años, con cuatro kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza.

Cuando salió en libertad, volvió al lado de sus padres, Moisés y Reyna, pero al poco tiempo desapareció de la zona ayacuchana del Vraem.

Luego de ese hecho se puso implantes de senos, se dejó crecer el cabello e inició una vida como mujer y se hizo llamar 'Leidy'.

Incursionó en el negocio de la explotación sexual. Captó a niñas y adolescentes y con falsas promesas de empleo las llevaba a Kimbiri, Pichari y San Francisco, donde eran encerradas y obligadas a ejercer la prostitución clandestina.

El año pasado, el Juzgado Penal de Kimbiri, con oficio N° 3591-17, solicitó su detención y el gobierno lo incluyó en el programa de recompensas de los más buscados y ofreció 15 mil soles por su captura.

Así, con la imagen de mujer, decidió regresar al corazón del Vraem convencido de que nadie lo reconocería.

Se instaló en el distrito de Pichari, provincia de La Convención, Cusco. Pero sus rostro maquillado no pasó desapercibido. La noche del sábado fue detenido por dos policías, cuando salía de la discoteca Stylos.

Sin documentos

Estaba sin documentos, pero al solicitarse información vía sistema policial y Reniec se descubrió toda su farsa y quedó al descubierto. Él afrontará los procesos pendientes.

Te puede interesar