Sociedad

Las cuentas del alcalde de Cerro Colorado no cuadran según fiscalía de Lavado de Activos

La Republica
undefined,undefined,

Lavado de activos. Alcalde Manuel Vera Paredes es investigado por lavado de activos. No solo le detectaron un desbalance, también compra de propiedades a nombre de sus hijos y dos vehículos inscritos a nombre de testaferros. Ministerio Público se llevó documentos y equipos que prueben su tesis.

El operativo duró cinco horas. A las nueve de la mañana, la Fiscalía  Especializada de Lavado de Activos, en forma simultánea, allanó el despacho de alcaldía y la casa particular del alcalde del distrito de Cerro Colorado, Manuel Vera Paredes

Vera es sospechoso de haber obtenido sus recursos provenientes del delito de corrupción de funcionarios.

PUEDES VER: César Villanueva será el nuevo presidente del Consejo de Ministros

La fiscal Ruth Rivera Cáceres se llevó de la oficina de Vera Paredes dos celulares, uno de ellos de su secretaria, Hortensia Choque Berrocal. Además 4 cajas con documentos de la gestión municipal y 2 computadoras. Incautaron S/2 800 en efectivo del propio alcalde.

En la casa de Vera Paredes se encontraron 9 celulares. Según su esposa, Carmen Espinoza Delgado, los móviles son de su propiedad. Además un cono con varios CD, documentos de sus vehículos y otros S/15 mil en efectivo.

Vera Paredes es investigado junto a otras cuatro personas. Según la Fiscalía, realizó cuantiosas compras utilizando como testaferros a sus hijos y conocidos.

Dinero pekinés

El alcalde cerreño es un militar en situación de retiro, economista egresado de la universidad y un muy buen ahorrador. Ejemplo de ello, los  S/ 100 mil que generó entre los años 2000 y 2011. La suma fue depositada en el Banco de Comercio el 26 de enero de 2012, llamando la atención de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS). Cuando a la autoridad le preguntaron de dónde había sacado esos recursos, ensayó varias respuestas. Primero dijo que provinieron de una pequeña granja de pekines que criaba en el pueblo tradicional La Libertad. Obtuvo un ingreso mensual de S/4 mil. A eso se sumaban su ingresos como militar (1977-2002), de su trabajo en la comuna de Arequipa como jefe de Seguridad Ciudadana (6 meses en 2004), de la Municipalidad de Cerro Colorado como alcalde. El resto lo aportó su pareja y otros ahorros que tenía en su casa Vera eso le dijo a la Fiscalía.

Para la Fiscalía resulta sospechoso ese ahorro teniendo en cuenta que gastó cerca de 28 419 soles en un viaje a Alemania que duró 213 días en 2002. En 2006, invirtió 24 mil soles para la construcción de cuartos en la granja de los pekines.  

Asimismo observaron que en agosto de 2009 Vera y su pareja Carmen Espinoza realizaron un contrato de alquiler-venta de un inmueble, Pueblo Tradicional La Libertad J-6, por el que pagaron 10 976 soles de cuota inicial y una mensualidad de dos mil soles durante 38 meses desde setiembre del mismo año (76 mil soles en total). Además de esas inversiones y gastos ahorraron 100 mil soles. Las cifras no cuadran.

Adicionalmente, Vera pagaba la letra de un departamento en la Residencial Villa Salaverry, de 191.31 dólares desde 1999 hasta 2013, monto que debió ser cubierto con el dinero que ganaba en el ejército y como alcalde cuyo sueldo supera los cuatro mil soles.

Compras a lo grande

Tras varios años de indaciones, en 2017 la Fiscalía declaró compleja la investigación. Solicitó el levantamiento del secreto bancario de Vera Paredes y su esposa. También información de la Contraloría General de la República, videovigilancias, entre otros. Luego del análisis de estos datos, encontraron cuatro hechos más que fortalecen la tesis de lavado de activos, además de los sospechosos 100 mil soles.

El primero es la compra, en 2009, de una casa en la urbanización La Libertad mz. J, lote 6 por S/82 556.57. Sospechosamente el inmueble fue puesto a nombre de los hijos menores del alcalde. Según la Fiscalía, Vera Paredes hizo esto para evitar la identificación del origen ilícito del dinero.

Después de esto se detectó la compra de dos autos. Un Toyota Yaris por US$ 13 790 el 31 de diciembre del 2013. Sin embargo, "con el motivo de evitar la identificación del origen ilegal y futuro decomiso" el edil puso el auto de placa V5K-438 a nombre de Jacinto Coaquira y Juana Cutipa. Y el auto Hyundai Elantra, de placa B0N 588, por S/15 mil a nombre del hijastro de Vera Paredes, Carlos Rosas Espinoza. 

Según la Fiscalía, todas estas personas actuaron como cómplices del delito de lavado de activos. Vera Paredes evitó declarar sus movimientos financieros a la Contraloría.

Finalmente, la SBS volvió a detectar un movimiento financiero de Vera Paredes en 2016. Fueron S/ 53 mil 480 soles que depositó al Scotiabank. Dinero, que para la Fiscalía, no tiene sustento.

Daño al municipio

La intervención de ayer servirá para profundizar la investigación al alcalde.

La fiscal Rivera Cáceres confirmó que Vera colaboró con la intervención. Aunque este guardó silencio ante la prensa. Indicó que fue él quien solicitó a la Fiscalía la intervención el 8 de marzo.

El concejal de oposición, Wilfredo Quispe, lamentó la intervención fiscal al municipio por los actos corruptos del burgomaestre. Está convencido de que es culpable.

Pero Gina García, regidora oficialista, defendió al alcalde. "Yo lo conozco desde hace 50 años. Su padre fue alcalde y su madre también tenía propiedades. No se puede decir que no tenía nada. Él (Vera Paredes) es un hombre probo", manifestó. Esta intervención le puede complicar sus aspiraciones políticas en las elecciones de octubre. ❧