La inminente contaminación de minera Miski Mayo que enardece a los sechuranos

PELIGRO. Empresa que explota fosfatos en Bayóvar persiste en contaminación pese a sanciones administrativas por la OEFA. Comunidad campesina y gremios advierten paralizar labores mineras. Exigen respeto a parámetros ambientales.

1 Mar 2018 | 9:00 h

Jacqueline Prieto

Piura

Tal como lo señala la Constitución Política, los peruanos tenemos derecho a gozar de un medio ambiente equilibrado y adecuado para el desarrollo de la vida, algo que ahora la población de la provincia de Sechura le reclama a gritos a la empresa minera Miski Mayo, por la inminente contaminación que genera en la bahía. 

Durante su última visita a Piura la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, confirmó que la empresa explotadora de los fosfatos de Bayóvar contamina el área de intervención. Ante esto el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) inició el proceso sancionador y emitirá el informe respectivo en abril. 

La República constató in situ la problemática que perjudica directamente a los más de 3500 pobladores de la caleta de Puerto Rico, donde Miski Mayo opera sin las medidas necesarias para evitar que el polvo de los minerales se propague sin ningún control en el pueblo y la bahía.

Las fajas transportadoras se encuentran a pocos metros de las viviendas, en el suelo se puede apreciar partículas del mineral que se quedan en cada transporte, y en el pueblo una capa negra cubre el suelo, hasta la infraestructura de las viviendas y de la dependencia policial.

“Ellos se ganan millones y nos pagan a 0.30 dólares el mineral, no cumple con los parámetros ambientales afectando nuestra salud. El pueblo ya está cansado y estamos evaluando medidas porque no queremos más engaños”, refirió Emilio Velásquez Ramaycuna, juez de Paz de Puerto Rico.

ANTECEDENTES

Cabe recordar que la empresa tiene en su contra varias denuncias por contaminación al no respetar su Estudio de Impacto Ambiental (EIA). En el 2012, con expediente 054-2012 la compañía recibe una sanción de 30 UIT (Unidades Impositivas Tributarias) por no contar con un canal no impermeabilizado para verter los relaves finos y depositarlos en una zona no contemplada en su EIA.

En el 2013, con expediente Nº 023-2013, la empresa recibe otra sanción por 10 UIT, al no contar con un adecuada método de carga de concentrado a la bodega del buque, generando que se disperse el mineral en grandes volúmenes.

En el 2014 la OEFA también constató la contaminación, tal como refiere en su informe Nº 015-2014-OEFA/DS-MIN, donde precisa que los valores de material particulado exceden los valores máximos permitidos. En ambas ocasiones solo se impuso una sanción. 

Incluso la empresa estatal Petroperú, también afectada por estar cerca de la zona de influencia, detalla en su denuncia que el polvo contaminante llega a los niveles de 368 microgramos de metro cúbico y lo permitido por la Organización Mundial de la Salud es de solo 2.5.

A pesar que han pasado seis años, esta situación no ha variado. Aún en la carretera industrial se observa transitar a los camiones de carga pesada con el material sin ningún tipo de cubierta, lo cual ha provocado la muerte de miles de algarrobos en los predios de la comunidad campesina, perjudicando a los ganaderos de la zona.

Al respecto el presidente de la comunidad campesina San Martín de Sechura, Sebastián Espinoza Ayala, lamenta que la empresa persista en sus acciones y pese a las sanciones no cambie sus intervenciones en el territorio.

Lo preocupante, señaló el dirigente, es que esta situación afecta la salud de la población de manera significativa, así como el sector pesquero, el cual es el motor de la economía de la provincia. A la fecha, agregó, especies como la caballa y cabrilla se han ausentado del ecosistema. Y los criaderos de concha de abanico se encuentran en peligro latente. 

“Recogeremos y limpiaremos el área de ser necesario”

A través de un comunicado, la empresa minera lamentó las declaraciones de la ministra del Ambiente, Elsa Galarza Contreras. Según la compañía, la funcionaria habría utilizado inadecuadamente el término “contaminación” refiriéndose a una reciente notificación que la empresa ha recibido.

El procedimiento administrativo sancionador se encuentra en su etapa inicial y no hay una decisión definitiva emitida por OEFA. Está pendiente que Miski Mayo presente sus descargos y ejerza su derecho de defensa como corresponde y que OEFA evalúe los descargos y emita una decisión fundamentada.

“Simplemente obliga a Miski Mayo a recoger y limpiar el área de ser necesario, devolviendo el material a su lugar o punto de origen. Miski Mayo considera que sí cumplió con esta obligación y lo demostrará ante OEFA”, dice el comunicado.

Te puede interesar