Más de dos millones de soles en pérdidas en agro cusqueño por La Niña

Fenómeno. La Niña provoca el enfriamiento del mar y lluvias por encima de los 3500 metros sobre el nivel del mar. Los daños se acentuaron en Puno y Cusco con lluvias torrenciales y caída de granizo que malogró extensas áreas agrícolas. 

15 Feb 2018 | 11:37 h

Los agricultores cusqueños son los que más están sufriendo con las "travesuras" de La Niña. El fenómeno provocó lluvias intensas con tormenta eléctrica incluida, granizadas y nevadas. En tanto, en Puno, recién se advirtieron de la posibilidad de desbordes de ríos y en Arequipa se han presentado nevadas en zonas por encima de los 4 mil metros de altitud.

En la última semana se han producido los más graves daños en la agricultura cusqueña. Según la Dirección Regional de Agricultura, fueron destruidas 396 hectáreas de campos de cultivo, lo que implica una pérdida económica de S/ 1 millón 946 mil.

PUEDES VER Senamhi prevé incremento de lluvias en 20 regiones de la sierra

Las hectáreas afectadas (que se pueden recuperar) suman 613.3, que representa una probable pérdida de S/ 1 millón 509 mil 980. 

Para evitar que esos cultivos se pierdan, las agencias agrarias están entregando abono foliar a los cientos de productores afectados. Se han perdido cultivos como habas, papa, maíz y quinua, principalmente, y las zonas afectadas son comunidades de las provincias de Canchis, Canas, Chumbivilcas, Paruro y Acomayo. 

Senamhi informó que las lluvias, granizada y nevadas seguirán registrándose en febrero. El jefe de Indeci, Gustavo Infantas, sostuvo que La Niña amenaza con causar más estragos, por lo que sugirió a Agricultura usar los más de 2 millones de soles que tiene para atender las emergencias en el sector agropecuario. 

Por otro lado, el caudal del río Vilcanota bajó de 470.47 metros cúbicos por segundo (m3/s) a 360.10 m3/s. Es un caudal normal para esta temporada.

RIESGO DE DESBORDES

Si las lluvias continúan de manera regular en el altiplano, a fines de febrero los principales ríos tributarios del Titicaca se desbordarían por la crecida del caudal. La advertencia la lanzó Senamhi. El titular de este sector, Sixto Flores, explicó que los principales ríos en Puno están por llegar a su altura máxima. El río Callacame, en el distrito de Huacullani (Chucuito-Juli), es el más próximo a salirse de su cauce. Su altura está en 1.90 metros. Si pasa los dos metros, se desborda.

 El río Ramis tiene 4.42 metros. Si sobrepasa los 6.19 metros de altura, inundará cientos de hectáreas de cultivo. La situación es similar en el río Ilave. Este afluente presenta una altura 1.50 metros. Si pasa a 2.93, inundará toda la parte baja de El Collao-Ilave. El río Huancané tiene 2.75 metros pero si supera los 3.05 metros unos tres mil campesinos serían afectados.

En toda la región, explicó  Flores, debe registrarse una precipitación de 140 litros por metros cuadrados hasta la primera semana de marzo. A la fecha solo se tiene una precipitación acumulada de 68 litros por metro cuadrado.

“Como están las cosas, lloverá aún más. Es normal. Pero lo que se espera es que no se desborden los ríos”, precisó. 

Te puede interesar