Tips para evitar que una ruptura amorosa afecte tu rendimiento académico

Plataforma_glr
08 Ene 2016 | 5:23 h

Especialistas de Atraídos dan tips para salvarte de fracasos en tus calificaciones y ayudarte a restablecer tu vida emocional.

Los primeros romances suelen estar cargados de muchas ilusiones y sentimientos de apego. Algunos se dan en la infancia temprana y otros en la primaria, pero al llegar la adolescencia involucran experiencias más profundas como las primeras salidas hasta la madrugada, los primeros bailes en pareja o el primer beso…por eso, cuando esas relaciones llegan a su final, en suma a otros cambios propios que implican crecer, podemos sentir que el mundo se viene abajo, que ya no habrán nuevos amores y; que extrañamos el tiempo y esas nuevas maneras de cariño que se experimentó.

 

PUEDES VER: Los hombres tardan más en recuperarse de una ruptura amorosa, según estudio

 

Pero eso no es todo... lo peor sucede cuando ya no podemos pensar en otra cosa que no sea la ruptura. Sin embargo, hay algo en lo debemos estar pensando si aún estamos en la escuela: Cuidar de mantener buenas calificaciones y ser un alumno responsable. Pero esa no es la realidad, muchos asumimos un rol de “dejadez” enfocando nuestro tiempo a seguir añorando la compañía de nuestro(a) ex, maquinando una futura reconciliación, llorando por los lindos recuerdos … mientras, tus notas pueden bajar, transformándote en un alumno(a) distraído(a), flojo(a) o mediocre.

 

Esta situación no debe llegar a puntos que afecten tu vida académica, por eso las especialistas Estefanía Güimack Flores y Leyla Medina Aguilar de Atraídos, quieren compartir tips para salvarte de fracasos en tus calificaciones y ayudarte a restablecer tu vida emocional:

 

1. Despídete del pasado y no pierdas las esperanzas:

Escribe una carta que nunca enviarás hacia tu ex evitando hacer comentarios negativos o críticas, por el contrario enumera las virtudes y los buenos momentos de tu antiguo romance, luego escribe palabras de profundo agradecimiento hacia esa persona. Escribe sin límites de espacio. Cuando hayas acabado con tu primera carta, ponla en un sobre, séllala y ocúltala en donde no puedas verla. Si tienes una actitud más dramática: Quémala o bótala a la basura. En cambio, lleva contigo siempre la segunda carta. Puedes ponerla en tu mesita de noche o en tu mochila, donde nadie, solo tú puedas verla, cada cierto tiempo (3 meses, 6 meses o un año) escribe cosas adicionales, según como te sientas.

2. Brinda amor a tu entorno:

Piensa que hay muchos tipos de amor y expresiones afectivas, además que las relacionadas a la pareja. Todos los días dale una muestra de cariño a tus familiares y mejores amigos(as). Que no sea admiración por la belleza física, sino amor hacia su historia sobresaliente, a sus esfuerzos y su vida como profesionales; todo esto sin llegar a fanatismos.

3. Rodéate de contenidos positivos:

Si quieres afrontar una perdida, escucha música alegre y esperanzadora, sin recurrir a las canciones de despecho o venganza. Si vas al cine, evita las comedias románticas, el drama o el terror, más bien elije películas de acción, dibujos animados, comedia o biografías de superación. De igual manera, evita libros que hablen de romance.

4. Crea un horario y cúmplelo:

Redacta un horario de estudio con intervalos para relajarte. Haz énfasis en los cursos en donde tengas las notas más bajas. Cada una hora ten 10 minutos de relajo donde puedes estirar tu cuerpo, leer algunos chistes, cantar una canción que te guste, etc.

5. Haz planes de tu futuro académico:

¿Te gustaría aprobar esa materia en la que tus notas están bajas? Traza planes de las notas que te gustaría obtener en cada evaluación. También traza planes del cómo te gustaría verte profesionalmente en dos años. Puedes incluso ir más lejos: Redacta acerca de tu futura rutina laboral.

6. Inspirarte con tu futuro vocacional:

Elige historias reales, lo más cercanas posibles, de algún profesional en la carrera que te interese e investiga sus historias. Te sorprenderás con lo mucho que pueden inspirarte y ayudarte a no dejarte vencer por los problemas. Si quieres ser periodista y tienes algún familiar o vecino que trabaje en el contexto periodístico, pídele que te comente sus experiencias más gratificantes. Si quieres ser empresario(a) visita empresas de alguno de tus familiares o conocidos y pide que te den consejos, etc.

7. Descubre tus habilidades:

La idea es que tu mente esté ocupada, sin tiempo para pensar en tu reciente ruptura amorosa.

Es importante que incluso en tus momentos libres, estés educando tu mente. Los fines de semana lee algún libro que te interese. Si, te gusta el arte puedes llevar algún taller en un instituto o con videos tutoriales de internet. Sal con tus amigos a divertirte con juegos de mesa como monopolio, Clue, etc. Además de distraerte de manera educativa, sin duda, pasaras momentos de mucha diversión. Si te gusta algún deporte, ¡practícalo!

8. Desconéctate un tiempo de la tecnología:

A veces los impulsos pueden tener graves consecuencias. En las redes sociales no comentes sobre tu ruptura o aparentes estar feliz, como si nada hubiera pasado o, que ya encontraste un romance pasajero de consuelo. Aún peor, estar pendiente de las publicaciones de tu ex. La mejor solución es alejarte de las redes sociales por un tiempo. Créenos, no morirás. Dile a tu entorno más íntimo que se comuniquen contigo por celular o número fijo. Coloca alguna foto neutral en tu Whatsapp (un paisaje, mascotas, tu dibujo preferido, obviando fotos de tu cara) sin ningún mensaje en el estado y, elimina de un golpe la conversación que tenías con tu ex, dejando la conversación en blanco.

9. Alimenta a tu cerebro, literalmente:

El 60% de tu cerebro está compuesto de grasas esenciales, así que si piensas que estas sin ganas de nada porque terminaste con tu novio(a), talvez no solo sea por eso, sino porque tu cerebro no está recibiendo la alimentación adecuada y la fatiga puede ser un estado recurrente. Un cerebro feliz y saludable, podrá afrontar mejor cualquier problema, ya sea emocional o en los estudios. La comida muy grasosa, te dará pesadez y con el tiempo cansancio.

10. Evita conversaciones de tu ruptura:

Cuando tus amistades o familiares te pregunten del tema, emplea frases cortas sin dar muchas explicaciones y siempre habla de un futuro prometedor. Un “Fue una relación bonita, pero ahora estoy enfocado(a) en mis estudios” sería una buena respuesta.

11. Busca un buen consejero:

Es importante recibir la orientación de un adulto. Puede ser tus padres, tios, profesores. Estos deben tener experiencia. Esta persona debe conocerte bien para que sus consejos se adapten a tu actitud.

12. Las drogas y el alcohol no te ayudarán a superar tu problema:

Por ningún motivo intentes reunirte con amistades que te induzcan a tomar o consumir drogas. Esto empeorará tu situación.

 

Para concluir, Leyla Medina de la empresa Atraídos aconseja a los jóvenes que lo más importante es la actitud: “Recuerda que todos pasamos por esta etapa, pero nuestra actitud tiene que ser positiva siempre. Cada derrota nos deja una enseñanza al final, para conocer y comprender nuestros errores”. También señala la magnitud de la participación de los padres o tutores: “la familia debe mantener una comunicación fluida con sus hijos para estar informados de lo que ellos pasan. De esta manera, podrán guiarlos y afrontar el problema juntos”.

Video Recomendado