RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sexualidad

¿Quieres practicar sexo anal? Conoce cómo realizar una adecuada limpieza en la zona

Existen dudas y temores con respecto a la práctica del sexo anal, y una de ellas es cómo mantener la higiene para disfrutar del encuentro al máximo. Te brindamos los mejores tips y consejos de especialistas.

Conoce los cuidados que debes tener para realizar una correcta higiene al momento de practicar el sexo anal. Foto: SexualidadHoy/Instagram
Conoce los cuidados que debes tener para realizar una correcta higiene al momento de practicar el sexo anal. Foto: SexualidadHoy/Instagram
Lucía  Celis

¿Eres una persona nueva experimentando el sexo anal? Seguro tienes muchas dudas de cómo disfrutar al máximo esta práctica sexual. ¡No te preocupes! Hemos reunido una serie de consejos para que llegues bien informada al encuentro y para ello debes tener en cuenta dos claves: estimulación y limpieza. Anteriormente, te contamos cómo estimular la zona previo a la penetración, ahora te hablaremos sobre la higiene.

La limpieza al momento de tener cualquier tipo de encuentro sexual es fundamental para que te sientas cómodo y evites cualquier tipo de infección o enfermedad. Cabe recalcar que esto no se limita solo a los genitales, lavarse las manos y la boca es igual de importante.

¿Qué es el sexo anal?

El sexo anal es aquel que involucra contacto con el recto o el ano. Este se puede realizar con un dedo, el pene, un juguete sexual o incluso la boca. El Dr. Jhony Juarez, director ejecutivo del Centro de Cuidado Integral de Salud (Cecis), nos da más luces sobre esta práctica sexual.

“Lo primero que debemos decir es que la zona anal es también una zona erógena y una relación por esta vía, generalmente, está dependiendo de la estimulación que la pareja pueda realizar en ella”, explica Juarez.

Conoce las recomendaciones de expertos para tener una correcta higiene en el sexo anal. Foto: Unsplash

¿Qué cosas debemos tener en cuenta para tener una correcta limpieza del sexo anal?

Durante cualquier encuentro sexual es vital mantener una correcta higiene para que la pareja pueda disfrutar de su intimidad, ya que, al momento de practicar el sexo anal, el aseo se vuelve un factor incluso más predominante. La sexóloga Eirelyn Gómez nos aclara el panorama sobre este tema y nos brinda recomendaciones para tener la mejor experiencia posible al tener este acto sexual.

El sexo anal es una actividad fisiológica, no es contraindicada, a menos que la persona tenga alguna afección, algún problema por la parte del ano, o que sufra hemorroides. Sin embargo, requiere de cuidados especiales por la misma zona, porque en el ano hay mucha flora bacteriana y porque no lubrica”, dijo la especialista.

Duchas anales

La sexóloga Carol Tremont, con cuatro años de experiencia en el área, nos explica que una de las principales sugerencias que podría dar antes de realizar actividades sexuales de este tipo es tomar una ducha anal.

Las duchas anales pueden ser un buen aliado, pero hay que usarlas con cuidado. Foto: SexualidadHoy/Instagram

Este procedimiento consiste en usar una pelota de goma llena de agua tibia. Este instrumento tiene una boquilla que se introduce en el ano y para que, posteriormente, se pueda expulsar el agua junto con los residuos fecales.

Sin embargo, la especialista advierte que “no es algo que se pueda estar haciendo constantemente porque daña la flora”. Sumado a ello, recomienda que no se descuide el aseo básico a la zona, de forma externa, para prevenir cualquier tipo de infección al momento de tener las relaciones sexuales.

Uso del condón

Otro punto muy importante a tener en cuenta al momento de tener relaciones sexuales es el uso de los preservativos. El Dr. Juarez explica que “hay riesgo de contraer VIH en una relación anal”. Además de que funcionará también como una barrera contra cualquier bacteria que pueda encontrarse en la zona.

El uso de condón debe usarse siempre, sea tu pareja de confianza o no, por las bacterias. Y después de las actividades sexuales anales, se debe retirar el condón y colocar uno nuevo si se quiere ir a la vagina”, recalcó la sexóloga Eirelyn.

Los condones van a ser fundamentales al momento de realizar el sexo anal. Foto: Unsplash

Barrera de látex

Si deseas realizar el beso negro, es decir, la técnica sexual del anilingus, es recomendable que se use un protector bucal de plástico de látex que será como una barrera entre la boca y el ano.

Si es tu pareja de confianza y están seguros de que no tienen ninguna enfermedad de transmisión sexual, y no quieres una barrera de látex, es válido. Sin embargo, al ser una zona con cierta suciedad, es recomendable utilizarlo”, dijo Gómez.

Uso de lubricantes

A la hora de practicar sexo anal es importante recordar que se requiere de tiempo y paciencia. Para que ambos disfruten y la penetración sea suave y placentera, se debe estimular el ano y dedicarle tiempo tanto a la higiene como a la práctica. Esta zona no lubrica de forma natural, por lo que los tres especialistas están de acuerdo con que es necesario hacer uso de lubricantes externos para evitar cualquier fisura debido a la sensibilidad de la piel.

“Hay lubricantes a base de agua para el sexo anal, para que la lubricación no se pierda tan rápido. Existen lubricantes hechos específicamente para este fin”, indicó Tremont.

Efectivamente, en el mercado actual puedes encontrar incluso lubricantes analgésicos que ayudan a aliviar el dolor que podría llegar a producirse por la penetración anal.

Los lubricantes son instrumentos muy importantes al momento de tener sexo anal. Foto: SexualidadHoy/Instagram

Nunca usar el mismo condón si deseas tener sexo anal y vaginal

Si estás pensando practicar el sexo anal con tu pareja, es importante ser muy cuidadoso con el uso del preservativo si se desea practicar sexo anal y vaginal. “El uso de condón debe usarse siempre, sea tu pareja de confianza o no, por las bacterias. Y después de las actividades sexuales anales, se debe retirar el condón y colocar uno nuevo si se quiere ir a la vagina”, recalcó la sexóloga Eirelyn.

Además, la especialista recomienda que la practica anal sea lo último que se realice antes de terminar con las relaciones sexuales y lavarse posteriormente los genitales. “No se debe pasar nunca del ano a la boca, o del ano a la vagina. Debe ser lo último que vamos a llevar a cabo, porque es una zona con la que debemos tener más cuidado por las bacterias que tiene”, añade la especialista Gómez.

Lazy loaded component

¿Qué tipo de lubricante elegir para practicar sexo anal?

El lubricante íntimo ayudará a disminuir el dolor durante la penetración y dilatará el ano. Es por ello que debe escogerse un producto específicamente para este tipo de práctica sexual.

Otro detalle es que el lubricante debe ser compatible con el preservativo, es decir, no tenga elementos químicos que puedan dañarlo.

¿Por qué duele el sexo anal?

Primero hay que resaltar que alrededor del ano hay muchísimas terminaciones nerviosas que pueden ser muy placenteras si es que estas se estimulan de manera adecuada.

Eirelyn Gómez señala que el ano, a diferencia de la vagina, no tiene una propia lubricación; por ende, en cualquier actividad sexual del tipo anal se debe usar lubricante. Además, los músculos del esfínter del ano están naturalmente apretados para controlar las heces.

El primer condón autorizado para sexo anal obtuvo una altísima eficacia en un ensayo clínico. Foto: referencial / AFP

Por otro lado, el sexólogo Christian Martínez menciona que, normalmente, se piensa que la pose del perrito es la más común para el sexo anal, pero en realidad esta no es la más adecuada.

La anatomía del sexo anal

Es de importancia reconcer y nombrar las partes cuerpo que intervienen durante la práctica del sexo anal. Las funciones y características que tiene cada una, son:

  • El ano: el orificio al final del tubo digestivo, por donde se evacua el material de defecación. Está compuesto por capas de piel -con terminaciones nerviosas que la hacen especialmente sensible- y por el intestino.
  • El recto: La última parte del tubo digestivo, recubierto internamente por mucosa y ubicado antes del ano. Es una zona menos sensible.
  • El esfínter anal: un anillo muscular que mantiene cerrado el ano y es controlado por el sistema nervioso autónomo, pero en parte también es posible contraerlo y relajarlo a voluntad.
Lazy loaded component

¿Hay algún cambio en la vagina si no tengo relaciones sexuales?

La ginecóloga Vicky Vásquez explica que cuando una persona que ya ha tenido relaciones sexuales deja de tenerlas, se puede notar un cambio de elasticidad por la disminución en la lubricación: “La presión de las paredes de la vagina puede cambiar, entonces, esto puede hacer que con el tiempo pueda ser menos laxa”.

El dolor al momento de sostener relaciones sexuales se pueden deber a muchos motivos, entre los cuales pueden ser preocupaciones psicológicas. Foto: Unsplash

Cadena de orgasmos: ¿cómo llegar al climax una y otra vez?

¿Para qué conformarnos con uno si podemos tener varios? El multiorgasmo es una de las sensaciones que más deseamos las mujeres, pues el nivel de excitación es muy grande; sin embargo, lograr esto no es tarea fácil.

El multiorgasmo requiere de mucha práctica y autoconocimiento, ya que las mujeres debemos perder la “hipersensibilidad” que no nos deja continuar con la masturbación. Por ello, las sexólogas Eirelyn Gómez y Pierina Vergara nos dan algunos tips para alcanzarlo.

Expertos recomiendan horas diferentes para cada edad. Foto: Unsplash

¿Cuáles son sus beneficios?

“Aunque el orgasmo no es el fin de cualquier encuentro sexual, sí hay que reconocer que este libera sustancias placenteras como la serotonina, la oxitocina y dopamina”, señala la sexóloga Pierina.

Por otro lado, la sexóloga Eirelyn comenta que obtener esto te permite conectar más con tu cuerpo, dedicarte más a sentir y no a pensar, incluso se puede generar una conexión más especial con tu pareja, porque para conseguirlo debe haber más complicidad.

¿Hay alguna afectación frente a la falta de relaciones sexuales?

Sin embargo, la disminución en la lubricación no significa la ausencia de ella: “En una persona que deja de tener relaciones sexuales no hay una falta de lubricación en realidad. La vagina todo el tiempo contiene secreciones porque contiene glándulas. (...) Ese tipo de lubricación siempre va a existir”, argumenta la primera especialista.

Al retomar las relaciones sexuales puede haber la misma sensación que hubo quizás la primera vez. Pero la vagina es un músculo, es elástico, entonces puede que algunas personas no experimenten esto”, resaltó Vásquez y reiteró que no es malo no tener una rutina de sexo.

La República conversó con especialistas para resolver las preguntas frecuentes. Foto: PEXELS / difusión

No va a pasar nada, yo no voy a sentir algo diferente por no haber tenido relaciones sexuales. (...) Una persona que no las ha sostenido igual va a tener secreciones, igual va a tener lubricación, pero en determinados momentos del ciclo menstrual”, detalló y concluyó que “inmediatamente uno retoma, va a comenzar a experimentar nuevamente eso, no es un proceso que cambie y quede así”.

Lee la nota completa aquí.

¿Cuál es el principal síntoma que afecta el deseo sexual en las mujeres durante la menopausia?

La menopausia viene con distintos problemas hormonales porque se dejan de segregar las hormonas femeninas: estrógeno y progesterona. Asimismo, otra de las principales complicaciones que afectan a las mujeres es la resequedad vaginal.

“Esto puede afectar al deseo sexual y lo que más se habla es que se disminuye la libido en más de un 80% tanto antes que comiencen los primeros síntomas de la menopausia como después”, nos dice la especialista Tremont, que dirige el portal @psicosenxual. “La principal razón por la que las mujeres indican esto es por la resequedad vaginal que afecta bastante y se vuelve incómodo el contacto sexual“, agrega.

Se informó que la menopausia evolucionó en humanos para reducir el conflicto reproductivo entre diferentes generaciones de mujeres. Foto: difusión.

Actualizado por Gloria Purizaca.

Actualizado por Prince Palma

Consejos para sentarte en la cara de tu pareja para recibir sexo oral

La sexóloga Alessia Dibari brindó a través de su canal de YouTube algunos consejos para llevar a otro nivel el ‘facesitting’

  • Juega con la nariz: Si tu pareja se sienta encima de ti, aprovecha también usar tu nariz y no solo tu boca. Mientras tu lengua juega con los labios mayores o menores, tu órgano olfativo puede estimular el clítoris de lado a lado o en forma circular.
  • Usa lubricantes de sabor o que calientan y enfrían: existe una variedad de estos productos que pueden hacer el sexo oral más rico para ambos, pues un buen sabor provoca seguir y las temperaturas dan otras sensaciones o estímulos.
  • Tener un lugar donde apoyar tu peso: este tip es básico por si te llegas a cansar o pierdes el equilibrio. Puedes intentar en la cabecera de la cama, una silla o un sillón tántrico, si tienes acceso a uno.
  • Tener una palabra/movimiento clave: como ya dijimos, si no controlas tu peso puedes llegar a ahogar a tu acompañante, por lo que debes proporcionarle seguridad con una palabra o acto que indique que debes salir de encima de él.
Lazy loaded component

¿Por qué las personas gimen durante el sexo?

El sexo es una actividad física, que para que ingrese aire al cuerpo, se requiere respirar por la boca, lo que ocasiona un gemido. Sin embargo, los expertos señalan que nuestra cultura le ha dado una connotación erotista a la acción de exhalar aire, ya que a través de este tipo de estímulo auditivo se busca mantener la excitación durante el encuentro.

“El gemido erotizado ha sido asociado a sensaciones de satisfacción como una especie de retroalimentación que se le hace a la pareja. Incluso este gemido es sinónimo de un orgasmo o que se está en proceso de (tener uno)”, señala el sexólogo Martínez.

Lazy loaded component

El gemir no es algo necesariamente natural, sino que también se ha aprendido a través de la pornografía o las películas eróticas, señalan los especialistas. “Es producto que aprendemos de la pornografia. Incluso hay hombres que, si ven que su pareja no gime, pueden pensar que no lo está disfrutando”, señala Gómez.

Las mejores posturas sexuales para alcanzar el orgasmo femenino

Zig zag

Esta pose no es profunda y hace que la persona que penetra dure más tiempo dentro de ella. La mujer debe acostarse de espaldas, mientras que su pareja se ubica al costado. Ella debe colocar las piernas por su cadera para que el acompañante pueda penetrar. Esta postura brinda la posibilidad de estimular el clítoris y demás zonas erógenas.

Lazy loaded component

Sentaditos

Puedes empezar con esta postura porque no es complicada. La pareja debe sentarse en una superficie plana como la cama y tú debes estar sentada encima. Tendrás el control de llegar al orgasmo y, para que sea más placentero, debes mirarle a los ojos.

¿Cómo iniciar en el BDSM? Las herramientas básicas para probar esta práctica sexual

Cabe resaltar que, para realizar prácticas BDSM —y para cualquier práctica sexual—, es fundamental el consentimiento de las personas involucradas. “El abuso no debería darse dentro de una relación BDSM si existe el consenso”, resaltó Karo Watanabe, administrador de la comunidad Perú BDSM, en una entrevista pasada para este diario. Muchos desconocen que para introducirse a este mundo es necesario seguir al pie de la letra ciertos protocolos.

Lazy loaded component

Uno de ellos es SSC (safe, sane & consensual), que en español significa “sano, seguro y consensuado”, ya que, sobre todo, cada una de estas prácticas debe haber sido acordada entre las partes. Otro de los protocolos es el RASK (risk aware consensual kink), que se traduce al español como “riesgo asumido y consensuado”, en el que cada uno de los participantes es “responsable y consciente de que las prácticas de sexualidad alternativas tienen riesgos y ellos los están asumiendo de forma responsable y libre”. Es importante que las personas implicadas tengan una palabra o seña de seguridad para acabar el juego.