LO ÚLTIMO - Minsa confirma el primer caso de viruela del mono en Perú PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Sexo anal: ¿es normal que duela tanto?

¿Te dolió la primera vez y ya no quieres volver a intentarlo? Quizás no se realizó de forma adecuada. Conoce los consejos de expertos para un sexo anal placentero.

Conoce las recomendaciones de expertos para evitar el dolor en el sexo anal. Foto: Unsplash
Conoce las recomendaciones de expertos para evitar el dolor en el sexo anal. Foto: Unsplash
Lucía Castro

El sexo anal no tiene por qué ser siempre doloroso. Tal vez lo intentaste, pero no lo hiciste de la manera correcta. De hecho, esta práctica sexual puede llegar a ser muy placentera si se hace con los cuidados adecuados.

Para conocer cuáles son las razones por las que este sexo se vuelve doloroso y no placentero, los sexólogos Eirelyn Gómez y Christian Martínez nos lo explican y nos dan recomendaciones.

¿Por qué duele el sexo anal?

Primero hay que resaltar que alrededor del ano hay muchísimas terminaciones nerviosas que pueden ser muy placenteras si es que estas se estimulan de manera adecuada.

Eirelyn Gómez señala que el ano, a diferencia de la vagina, no tiene una propia lubricación; por ende, en cualquier actividad sexual del tipo anal se debe usar lubricante. Además, los músculos del esfínter del ano están naturalmente apretados para controlar las heces.

Por otro lado, el sexólogo Christian Martínez menciona que, normalmente, se piensa que la pose del perrito es la más común para el sexo anal, pero en realidad esta no es la más adecuada.

“Para que haya una correcta penetración anal, el ano debe estar relajado y en posición de perrito los músculos se tensan y cuando está estirado el músculo no se puede dilatar”, dice el especialista.

PUEDES VER: ¿Sexo o no después de los 60 años? Esto dicen los especialistas

¿Qué hace que este dolor sea más intenso?

En cuanto a la prolongación o intensificación del dolor, los sexólogos señalan que se pueden dar por las siguientes razones:

  • El no estar concentrado o pensar constantemente en el dolor.
  • Falta de lubricación.
  • Fisura o lesión existente en el ano.
  • Problemas anales, como la hemorroides.
  • Mala postura y tensión muscular.

Asimismo, Martínez señala que hay que tener en cuenta que las primeras experiencias del sexo anal suelen ser dolorosas y hacen que se cree una predisposición negativa a este acto.

“Después de una primera vez que hubo dolor, es probable que no haya una segunda vez. En muchos casos sucede que la primera vez no se busca una dilatación correcta y varias veces pasa que la persona que va a penetrar lo quiere hacer de frente sin una estimulación previa, por lo que la introducción va a ser dolorosa y va a arder”, dijo.

En la misma línea, el sexólogo dijo que en estos casos la zona anal puede sufrir un tipo de desgarro, ya que por la introducción forzosa la herida se queda abierta y como es una zona que de por sí acumula gérmenes se pueden producir infecciones.

PUEDES VER: Origami genital: ¿qué es y es seguro realizar marionetas con el pene?

¿Qué se debe tener en cuenta antes de tener sexo anal?

Ambos expertos concluyeron que las precauciones que se deben tener en cuenta para el sexo anal son las siguientes:

  • Hacerlo cuando uno se sienta preparado o preparada.
  • Predisposición y seguridad para el momento.
  • Tener una limpieza previa con ducha o enema anal. También solo se puede usar agua y jabón en la zonal anal.
  • Uso de condón.
  • Abundante lubricación a base de agua.
  • Si se introduce los dedos, debe tenerse las uñas correctamente cortadas porque estas pueden generar lesiones.
  • Estimulación y dilatación, de manera progresiva. No en el mismo momento de la penetración, sino durante días previos.
  • Buscar la postura en donde la persona que reciba la penetración se sienta relajada y cómoda, no la posición más cómoda para quien lo va a realizar. Usualmente, es echado boca abajo con los glúteos en relajo.

Finalmente, Eirelyn Gomez dijo que el ano no tiene orientación sexual. “Las prácticas sexuales anales es independiente para cualquier persona independientemente de su género, sexo u atracción sexual”.

Lazy loaded component

¿Qué tipo de lubricante elegir para practicar sexo anal?

El lubricante íntimo ayudará a disminuir el dolor durante la penetración y dilatará el ano. Es por ello que debe escogerse un producto específicamente para este tipo de práctica sexual.

Otro detalle es que el lubricante debe ser compatible con el preservativo, es decir, no tenga elementos químicos que puedan dañarlo.

PUEDES VER: Kamasutra gay: las mejores poses para disfrutar con tu pareja

La mayoría de estos productos están hechos a base de silicona, pero también hay otros a base de agua, los cuales tienen una textura más natural, en caso seas alérgico.

¿Cuántas calorías se queman durante el sexo?

De acuerdo a los resultados del estudio, un hombre puede quemar cuatro calorías por minutos, mientras que una mujer entre dos y tres. La diferencia que se consigna entre la quema de calorías entre ambos sexos se produce debido a que los varones desgastan más energía porque, de acuerdo al documento, estos pesan más.

El sexo es considerado por muchos como un eficaz quemador de calorías. Foto: Unsplash

Razones para practicar sexo anal

  • Puedes tener un orgasmo muy intenso
  • Una buena oportunidad para probar nuevos juguetes
  • Hay casi cero probabilidades de quedarse embarazada
  • Es una oportunidad para experimentar con cosas nuevas
  • Puedes crear un ambiente súper íntimo con esa persona especial
  • Puedes probar nuevas posturas
  • Según un estudio de la Universidad de Sidney, alarga la vida
PUEDES VER: ¿Qué pasa si una persona prueba la menstruación durante el sexo?

La anatomía del sexo anal

Es de importancia reconcer y nombrar las partes cuerpo que intervienen durante la práctica del sexo anal. Las funciones y características que tiene cada una, son:

  • El ano: el orificio al final del tubo digestivo, por donde se evacua el material de defecación. Está compuesto por capas de piel -con terminaciones nerviosas que la hacen especialmente sensible- y por el intestino.
  • El recto: La última parte del tubo digestivo, recubierto internamente por mucosa y ubicado antes del ano. Es una zona menos sensible.
  • El esfínter anal: un anillo muscular que mantiene cerrado el ano y es controlado por el sistema nervioso autónomo, pero en parte también es posible contraerlo y relajarlo a voluntad.
PUEDES VER: Kamasutra: ¿cuáles son las 8 mejores posturas para practicar sexo anal?

¿Cómo limpiarse para el sexo anal?

  • Procura evitar comer antes de tener relaciones sexuales, así como consumir café, bebidas con cafeína o bebidas alcohólicas en exceso.
  • En conjunto, los alimentos con alto contenido de fibra ayudan a mantener despejada el área alrededor del ano. Lo mismo aplica para las dietas ricas en proteína, que endurece la materia fecal.
  • Ve al baño y vacía tus intestinos 30 a 60 minutos antes de tener relaciones sexuales.
  • Algo de agua tibia y jabón, o una toallita (sin perfumar e hipoalergénica), sirven para limpiar el área anal.

Riesgos de las relaciones sexuales anales

La zona del ano y recto son sensibles. Se pueden producir fisuras al momento de la penetración que pueden favorecer la entrada de gérmenes u ocasionar hemorragias. También, la mucosa del recto también tiene un mayor riesgo de transmisión de infecciones sexuales.

De este modo, además del VIH, se pueden contagiar otras infecciones sexuales como gonorrea, hepatitis (A, B y C), sífilis y herpes genital—estas dos últimas se contagian debido al contacto piel con piel. Además, cuando se practican relaciones sexuales anales sin condón se pueden propagar a través de restos de materia fecal en el recto parásitos como la Giardia—que puede provocar infecciones en el intestino delgado y cuyo síntoma principal es la diarrea, amebas intestinales y bacterias como E. Coli.