ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales MELGAR VS. RACING - Sigue todos los detalles del partido por la fecha 5 de la Copa Sudamericana

Pellets de testosterona: riesgos y beneficios del llamado “chip sexual”

El tratamiento hormonal que se usa para mejor el libido sexual posee estrictas indicaciones que deben tomarse en cuenta para emplearlo.

Los pellets son tan pequeños y fáciles de colocar que su procedimiento toma cinco minutos. Foto: difusión
Los pellets son tan pequeños y fáciles de colocar que su procedimiento toma cinco minutos. Foto: difusión
Lucía Castro

Los tratamientos hormonales se han convertido en una opción para las personas que desean mejorar en el ámbito sexual y físico. En este sentido, el pellet de testosterona se propone como alternativa para mejorar el deseo sexual y cambios de la edad; sin embargo, el uso de estos no debe tomarse tan a la ligera, pues requiere un estricto procedimiento y análisis, y que además debe tener complemento a la terapia sexológica, si se quiere tener en cuenta por problemas de libido.

¿Qué son los pellets de testosterona?

Los pellets de testosterona son implantes del tamaño de un grano de arroz que contienen altos niveles de testosterona. Esta se va liberando lentamente cuando se coloca bajo la piel en un procedimiento que dura alrededor de cinco minutos y se realiza de manera ambulatoria.

El uso de estos, en el ámbito patológico, se coloca a los pacientes de sexo masculino que tienen hipogonalismo, es decir, bajos niveles de testosterona. Estos desniveles pueden ocasionar dificultades adicionales como problemas cardiovasculares, descalcificación más rápida del hueso, disminución de la masa muscular, bajo deseo sexual y problemas de erección.

¿Cuáles son los beneficios?

El equilibrio hormonal es fundamental para mantener un ritmo de vida dinámico sin importar la edad que se tenga. En ese sentido, la Dra. Rosa Dionicio de la clínica Urozen lista cinco beneficios de los pellets de testosterona para hombres y mujeres:

  • Mejora el deseo sexual: la testosterona está relacionada con la lubricación vaginal, el deseo sexual, la capacidad orgásmica y la libido, por lo que la terapia con esta hormona contribuye a una vida sexual más plena.
  • Aumenta los niveles de energía: la poca testosterona se asocia con el agotamiento o cansancio. La testosterona ayuda a mantener la fuerza y la tonicidad muscular para realizar actividades físicas o cotidianas.
  • Regula los cambios en el estado de ánimo: una de las funciones de la testosterona es equilibrar el estado emocional en hombres y mujeres.
  • Sudoración y bochornos: ayuda a la sudoración a predominio nocturno y bochornos.
  • Problemas para dormir: Los trastornos del sueño o falta de sueño profundo están relacionados con la baja testosterona en el organismo por lo que la terapia de reemplazo hormonal puede ayudar a regular el sueño.

¿Qué efectos secundarios puede producir?

  • Dolor leve en los senos
  • Aparición de vellos
  • Dolor, enrojecimiento, moretones, sangrado o endurecimiento en el lugar de la inyección
PUEDES VER: Cuida tus erecciones: conoce qué hábitos debes seguir para mejorar tu salud sexual

¿Cuáles son los riesgos?

Como todo medicamento, el uso de este debe ser valorado en comparación de los beneficios y riesgos. Si es que el paciente no tiene un cuadro de hipogonalismo, puede que le genere algunos riesgos que alteren su sistema hormonal. “Por ejemplo, cuando los hombres tienen problemas en la próstata, no pueden utilizar este dispositivo porque puede empeorar la situación”, señaló a La República el endocrinólogo Victor Berrocal.

“Si bien en algunos lugares lo ofrecen como un ‘chip sexual’ o ‘método antiedad’, y puede que tenga una coherencia, no necesariamente significa que esté aprobado por todas las sociedades médicas existentes o que cualquier persona pueda utilizar el dispositivo, ya que hay que recordar que va liberar hormonas de manera permanente en el cuerpo. Los riesgos del abuso o mal uso de estos medicamentos son altos, por lo que se debe tener mucho cuidado”, advierte el especialista.

¿Qué debo tener en cuenta antes de usarlos?

Hay que tener en cuenta que el deseo sexual se da principalmente en el cerebro, y se compone de factores biológicos que tienen que ver con hormonas como la testosterona y factos psicológicos. Por lo que, para que a una persona se le recomiende los pellets, tiene que pasar por consulta sexual primero.

“Muchos urólogos y ginecólogos implantan este “chip” como tratamiento sin pasar antes por consulta sexológica. En mi experiencia, ha pasado que, por más testosterona que se pongan, no funciona, porque el problema es psicológico”, resaltó el sexólogo Christian Martinez a La República.

PUEDES VER: El sexo, acto fundamental para mejorar la salud mental

¿Quiénes pueden usar estos dispositivos?

Usualmente, se indica el pellet para mujeres que aún no llegan a la menopausia y a hombres mayores de 30 años que presentan un desbalance hormonal. “Si la mujer ya se encuentra en el climaterio, se puede indicar estrógeno y testosterona como parte de la terapia de reemplazo hormonal”, asevera la especialista.

Sin embargo, para que a cada persona se le recomiende el dispositivo hormonal primero debe ser evaluado de manera individual. “El paciente tiene que pasar por exámenes previos para conocer el nivel hormonal en su organismo. Cada pellet se elabora de forma personalizada teniendo en cuenta los niveles de estrógeno y testosterona de cada paciente. También es importante la supervisión regular a fin de prevenir efectos adversos”, menciona la Dra. Dionicio.

¿Quienes no deben usarlo?

  • Mujeres embarazadas ni en época de lactancia
  • Mujeres que deseen tener hijos o que hayan tenido recientemente
  • Personas con ovarios poliquísticos recientes
  • Pacientes con cáncer de mama o trombosis venosa profunda