Cuatro posiciones para tener sexo de pie

Estas son algunas recomendaciones para salir de la rutina y experimentar nuevas sensaciones más allá de las posturas tradicionales que se realizan en la cama.

Existen diferentes variantes de poses para ejecutar mientras se mantienen las relaciones sexuales de pie. Foto: revista Perfil
Existen diferentes variantes de poses para ejecutar mientras se mantienen las relaciones sexuales de pie. Foto: revista Perfil
La República

Caer en la monotonía y la rutina en las relaciones sexuales suele ser normal. Realizar las mismas poses sexuales y en los lugares usuales puede llegar a ser poco estimulante e incluso llevar al aburrimiento, Por ello, una de las formas de mejorar el disfrute es a través de la innovación.

El sexo en vertical es una opción para innovar y está al alcance de aquellas personas que quieren probar nuevas sensaciones. Una vez en la situación, las variaciones de todas estas posturas serán infinitas y siempre se podrán complementar con cualquier juguete o accesorio.

Para salir de la rutina, aquí algunas posturas para tener sexo de pie, recomendados por la sexóloga Bárbara Montes, con las que se podrá disfrutar sea cual sea el lugar en el que se encuentre la pareja en ese momento.

PUEDES VER ¿Cómo proteger tus nudes y disfrutar de tu sexualidad de forma segura?

Contra la pared

De espaldas a la pareja y apoyada en la pared, la persona que va a recibir la penetración pondrá sus piernas en torno al tronco de quien penetrará, ya sea con un arnés o con su pene.

El ventilador

En esta postura, la persona que va a recibir la penetración se coloca apoyada sobre alguna superficie plana, como una mesa, mientras arquea ligeramente su espalda hacia atrás. La persona que penetra lo hará desde atrás, eligiendo los ritmos, la profundidad de penetración, etc.

La fuerza aérea

Esta posición es una variación de la pose contra la pared, pero sin disponer de apoyo. En esta postura, la persona que penetra estará de pie, aguantando el peso de la pareja, que deberá rodearle con sus piernas. Para practicarla se debe tener bastante fuerza, pero si se necesita ayuda extra, lo ideal es apoyarse en alguna superficie para sostenerla durante más tiempo.

La H

La persona que va a penetrar se sitúa detrás para realizar la penetración desde esa posición, teniendo el control del ritmo y de la intensidad de los movimientos. La persona penetrada debe estar ligeramente inclinada hacia adelante. Variar de escenario y realizar esta postura en casi cualquier lugar que se preste, como la cocina o el baño, también puede añadir más placer a la situación

Lo más visto de Sexualidad

Todo lo que debes saber sobre la doble penetración

Es cierto que los primeros centímetros de la entrada vaginal son más sensibles