ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

Sexo: lo que hay detrás del término “acabar”

Esta palabra se suele utilizar durante los encuentros sexuales, pero ¿a qué hace referencia?

Existen diferentes factores que influyen en el orgasmo femenino, apunta Cynthia Dickter. Foto: difusión
Existen diferentes factores que influyen en el orgasmo femenino, apunta Cynthia Dickter. Foto: difusión
La República

“Acabar” no es un término médico ni sexológico; es una palabra popular, como lo son “correrse” o “venirse”. En ese sentido, ¿la expresión se refiere a tener un orgasmo?¿A mojar la cama?¿A sentirnos satisfechos o satisfechas?

“Me atrevo a decir que acabar tiene un origen masculino, donde el orgasmo y la eyaculación se dan en simultáneo, seguido de un momento de relajación y sensación de saciedad”, explicó la psicóloga y sexóloga argentina Cecilia Ce.

Detalla que esa sensación de saciedad tiene una relación estrecha con el período refractario, que es un tiempo variable luego del orgasmo y la eyaculación, necesario para volver a un estado neutral antes de volver a alcanzar una fase de excitación. Es durante esta fase luego del orgasmo que muchos hombres y personas con pene no pueden volver a tener una erección.

Si bien el orgasmo y la eyaculación son procesos separados, en la gran mayoría de personas del género masculino se dan de manera conjunta.

Sin embargo, la sexóloga asevera que si se lleva este término a la sexualidad femenina no todo es tan claro. El orgasmo y la eyaculación en las mujeres no se dan en todas las personas ni necesariamente de manera simultánea.

“Las mujeres pueden tener orgasmos, pueden eyacular y también pueden experimentar el squirt. Las personas con vulva también pueden tener orgasmos sin sensación de saciedad, es decir, sin período refractario, y alcanzar orgasmos secuenciales”, detalla la especialista.

Entonces, ¿qué significa “acabar” en este contexto? “La realidad es que no hay consenso. Algunas personas utilizan el término haciendo referencia solo al orgasmo. Otras personas lo refieren al hecho de quedar satisfechas. Lo cierto es que toda la variedad de escenarios posibles dentro de la respuesta sexual femenina son naturales y correctos. No debes ni avergonzarte si no mojas la cama, o justamente avergonzarte porque la mojas demasiado”, enfatizó la experta.