Ni infecciones ni agranda la vagina: mitos y verdades de la copa menstrual

La República

larepublica_pe

18 Feb 2021 | 22:36 h
Pese a que la copa menstrual es una de las opciones más ecológicas a utilizar por mujeres y cuerpos menstruantes, aún prevalecen diferentes mitos en torno a ella. Foto: Esturirafi
Pese a que la copa menstrual es una de las opciones más ecológicas a utilizar por mujeres y cuerpos menstruantes, aún prevalecen diferentes mitos en torno a ella. Foto: Esturirafi

El 70% de quienes la utilizaron aseguraron que la prefieren frente a otros métodos para el periodo como las toallas higiénicas y tampones, según la revista Lancet Public Health.

Gracias a que es práctica, cómoda, segura y ecológica, la copa menstrual se ha convertido en una de las alternativas más usadas durante la menstruación. A diferencia de una toalla higiénica desechable, esta puede durar hasta 10 años. Pese a sus beneficios, muchas mujeres aún tienen dudas sobre efectos negativos que pudiera tener debido a los mitos que se han creado en torno a ella.

La copa menstrual está elaborada de silicona médica hipoalergénica, de calidad quirúrgica, por ende, no cambia el pH vaginal y, por tanto, no desequilibra la flora de tracto genital ni causa infecciones vaginales”, explica la profesional de MiaLuna Constanza Valenzuela al diario El Mostrador.

Lazy loaded component

El material de la copa menstrual se usa en productos como implantes mamarios, pezones para biberones y hasta juguetes sexuales. Por tanto, esta opción para la menstruación se considera un objeto estéril en el ámbito de la medicina que no ocasiona daños en la salud.

“No hay estudio en el mundo que revele que el uso de este objeto produzca síndrome de shock tóxico (SST), enfermedad generada por las bacterias Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes. Cuando este ocurre es porque no existe el aseo y preocupación adecuadas. Estamos hablando de nuestro cuerpo y debemos cuidarlo y tratarlo con amor”, advierte la especialista.

Otro mito es que con su uso se podría agrandar la vagina. Valenzuela afirma que esto no es cierto. “Nuestra vagina es súper elástica, es una cavidad virtual que se acomoda y se agranda virtualmente cuando, por ejemplo, se tienen relaciones sexuales, pero esta vuelve a su tamaño normal de inmediato. Con la copita pasa igual aunque la uses todos los días que dura tu periodo, no hay ningún problema, no se va a notar ningún cambio a nivel vaginal por su uso”, sostuvo.

En relación a que la copa menstrual podría causar sequedad vaginal, la experta señaló que esto no tiene relación con dicho objeto, ya que esta no absorbe el flujo menstrual ni vaginal como lo hacen los tampones, pero que sí efectivamente el periodo postmenstrual es más seco de lo normal, porque aún no se entra al periodo fértil.

Valenzuela advierte que es importante considerar que tanto el uso de la copa menstrual, como de tampones, bolas chinas, juguetes sexuales o cualquier otro elemento externo, deben ser utilizados bajo estrictas medidas higiénicas y de salud vaginal. Cualquier elemento que se utilice dentro de la vagina puede desencadenar una infección existente o no, si la higiene de estos objetos no es adecuada.